BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

LAVADOS CON SANGRE

Hno. Rigoberto Gómez López
Iglesia Pentecostal Unida Hispana de Nicaragua
Iglesia Central
Jinotepe, Carazo.

    En Apocalipsis 1:5 la Biblia dice: “...Al que nos amó y nos lavó de nuestros pecados con su sangre. La expresión: “...nos AMÓ y nos LAVÓ...”indica que ya habían sido  lavados los pecados con la sangre de JESÚS ya que el escritor, inspirado por Dios, se dirige a la iglesia; es decir, a aquellos que ya eran parte del cuerpo de Jesucristo. Es importante notar que ellos ya habían vivido esta experiencia, pero también es necesario saber Cuándo fueron LAVADOS SUS PECADOS CON LA SANGRE DE JESUCRISTO y Qué método usó el señor para APLICAR LA SANGRE; pues si logramos saber y entender esto podremos darnos cuenta si somos parte de la iglesia que fue lavada con la SANGRE DE AQUEL QUE NOS AMÓ.

DIOS TENÍA UN PROPÓSITO ESPECIAL CON LA SANGRE

            En Génesis 9:4 leemos: “Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis”. Dios tenía un propósito especial con la sangre, en ella se encontraba la vida de la carne. En Levíticos 17:11 la Biblia dice: “Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado PARA HACER EXPIACIÓN SOBRE EL ALTAR POR VUESTRAS ALMAS; y la misma sangre HARÁ EXPIACIÓN DE LA PERSONA”, con la sangre podían ser perdonados los pecados del ser humano, por esta razón Israel hacia sacrificios constantemente. La sangre está relacionada con la salvación, por esta razón en Éxodo12:13 dice: “Y la SANGRE os será por SEÑAL en las casas donde vosotros estéis; y veré la SANGRE y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de MORTANDAD...” vemos que la sangre servía de señal para que en el pueblo de Israel no hubiera muerte, la  sangre que se había rociado en los dinteles los salvó.
        
EL PUEBLO DE ISRAEL FUE ROCIADO CON SANGRE

         En Éxodo24:8 leemos: “Entonces Moisés tomó la SANGRE Y ROCIÓ SOBRE EL PUEBLO, y dijo: he aquí LA SANGRE del PACTO que Jehová ha hecho con vosotros...” Es de gran importancia notar que el pueblo fue rociado con sangre para hacer el pacto. En Juan1:29 dice: “...He aquí el CORDERO de Dios que quita el pecado del mundo.” esto dijo Juan el bautista de Jesús y en Mateo26:28 Jesucristo dijo: “porque esto es mi SANGRE DEL NUEVO PACTO que por muchos es derramada para REMISIÓN DE PECADOS”. El cordero de Dios (Jesús) ya derramó su sangre para que exista remisión  (perdón de pecados), pero también debe ser rociada sobre nosotros para sellar el pacto con nuestro Dios. Por esta razón en 1P1:2 leemos: “elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu; PARA OBEDECER Y SER ROCIADOS CON LA SANGRE DE JESUCRISTO”, pero ¿DÓNDE ESTÁ LA SANGRE DE JESÚS?

¿DÓNDE  ESTÁ  LA  SANGRE  DE  JESÚS?

En Levíticos 17:11 leíamos: “porque la VIDA de la carne EN LA SANGRE ESTÁ...”y en Juan1:4 leemos: “En él estaba LA VIDA...” y Jesús expresó en Juan 10:10 “... yo he venido para que tengan VIDA y para que la tengan en ABUNDANCIA”, para esto derramó su sangre, pero ¿dónde está esa SANGRE o esa VIDA? La respuesta a esta pregunta la encontramos en Juan 20:31 “pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el cristo, el Hijo de Dios, y para que CREYENDO, tengáis VIDA en su NOMBRE” y ésta VIDA, su SANGRE, está en su NOMBRE; y por medio de él (SU NOMBRE) son LAVADOS NUESTROS PECADOS.
CON LA SANGRE DE JESÚS SON LAVADOS NUESTROS PECADOS, PERO EN LAS AGUAS DEL BAUTISMO

            Hechos 22:16 dice: “Ahora, pues, ¿por qué te detienes? LEVÁNTATE y BAUTÍZATE, y LAVA tus PECADOS INVOCANDO SU NOMBRE”. Cuando Ananías le dice a pablo estas palabras, él ya había tenido un encuentro con Jesús, empezó a creer en él y se arrepintió de lo que estaba haciendo. Pablo había hecho una pregunta “... ¿qué haré señor?...” (Hechos22:10) y el señor envió a Ananías a decirle que necesitaba LAVAR sus PECADOS en las aguas del BAUTISMO, pero INVOCANDO SU NOMBRE; es decir, el nombre de Jesús.

            En el libro de Hebreos Cáp. 9 verso 19 dice que Moisés “…tomo la sangre de los becerros y de los machos cabríos, CON AGUA… y ROCIÓ el mismo libro y TAMBIEN A TODO EL PUEBLO”, vemos entonces el papel que jugó el agua en el monte Sinaí, y esa misma importancia tienen ahora LAS AGUAS DEL BAUTISMO.

HECHOS 22:16 “... LAVA TUS PECADOS INVOCANDO SU NOMBRE.”

Que importante es notar que a Pablo se le dice LAVA (presente) y no que ya fueron lavados sus pecados (pasado), pero muchos creen que sus pecados han sido lavados porque han creído en aquel que derramó su sangre en la cruz del calvario y piensan que el bautismo es solamente un acto de obediencia, sin embargo, a Pablo se le dice “... LAVA (presente) TUS PECADOS INVOCANDO SU NOMBRE” ¿DÓNDE? La respuesta a ésta pregunta es: en las aguas del bautismo.

Cuando escudriñamos las escrituras en Marcos 16:16 leemos: “El que CREYERE y fuere BAUTIZADO SERÁ SALVO; mas el que no CREYERE SERÁ CONDENADO”. El bautismo nos lleva a la salvación porque ahí son lavados nuestros pecados, pero los requisitos son: CREER estar ARREPENTIDO e INVOCAR EL NOMBRE DE JESÚS. Hechos 2:38 dice: “... ARREPENTÍOS y BAUTÍCESE cada uno de vosotros en el NOMBRE DE JESUCRISTO para el PERDÓN DE PECADOS...” y Hechos 4:12 dice: “y en ningún otro hay SALVACIÓN; porque no hay otro NOMBRE  bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser SALVOS.”

En colosenses 1:14 dice: “en quien tenemos redención por su SANGRE, el perdón de pecados.” 1Juan 2:12 dice: “... porque vuestros pecados os han sido perdonados por su NOMBRE.” Podemos notar que primero dice por su sangre y luego por  su nombre, la razón es que su sangre tiene un poder salvador solamente cuando se invoca su nombre, pues a Pablo no se le invocó  la sangre de cristo sino el nombre de Jesucristo.

Dios nos ha amado y la Biblia así nos lo dice, pero ¿hemos sido lavados con su sangre? Si estamos bautizados en su nombre entonces podemos decir: “... Al que nos amó y NOS LAVÓ de nuestros PECADOS CON SU SANGRE, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su padre; a él sea GLORIA E IMPERIO POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS AMÉN.”