BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

EVIDENCIAS QUE PRUEBAN QUE JESUS ES DIOS

Por Felipe Chicas
Iglesia Pentecostal Unida Hispana

Y Cuando le vieron le adoraron, pero algunos dudaban” (Mateo 28:17)
Introducción:
Un asunto de gran importancia para todos es determinar quién verdaderamente es Jesús. Esto es más importante que todo en esta vida (deportes, vacaciones, dinero). Es increíble que algunas personas no se tomen el tiempo por lo menos para verificar, si la doctrina apostólica que afirma que Jesús es Dios, es verdadera.
Afortunadamente Dios nos ha provisto de más evidencias sobre Jesús y su papel que de cualquier otro evento en la historia humana. No necesitamos aceptarlo por una fe ciega, porque las evidencias sobre este tópico son abundantes. A continuación examinaremos cinco evidencias que prueban que JESUS es DIOS.
I. Las profecías del Antiguo Testamento.
La profecía desempeña un papel importante en la revelación de Dios, porque por medio de ella, Dios dio a conocer a sus profetas el plan de salvación para la humanidad, mucho tiempo antes que se cumpliese. Ellas revelan quien verdaderamente sería Jesucristo.
1. Isaías 9:6 (Jn. 1:1,3) prueba poderosamente que Jesús es el “Padre Eterno”
2. Isaías 7:14 (Mt. 1:22,23) nos dice que Jesús es “Dios con nosotros”
3. Isaías 35:4,6 (Lc. 7:22) nos dice que “Dios mismo vendrá, y os salvará”
4. Isaías 40:3 (Lc. 3:2-5) dice que Juan prepararía “camino a Jehová”
5. Miqueas 5:2 (Lc. 2:4) dice que de Belén saldría en que sería “Señor en Israel”
II. Las afirmaciones de Jesús.
Muchas veces Jesús se refirió a su propia deidad, tanto directa como indirectamente. Aunque Jesús confirmó que Él era el Mesías (Mr. 14:62,63), no uso el término Mesías para referirse a sí mismo, tal vez para diferenciar su Deidad de la expectación ampliamente extendida de un Mesías humano.
1. Jesús uso la expresión “Hijo de Hombre” o “Hijo de Dios” para referirse a su naturaleza divina (Mt. 26:63,64).
2. Usó también la expresión “Yo Soy” (Ego eimi en griego, ani bu en hebreo) (Jn. 8:56-58). Algo que solo Dios había usado (Ex. 3:13,14).
3. Jesús afirmó que Él era el “Padre” (Jn. 14:8,9).
4. Jesús dijo que Él era el “principio y fin” y el “Todopoderoso” (Ap. 1:8). Algo que solo Dios puede reclamar (Isaías 44:6; Gn. 17:1).
5. Jesús hablando como Padre dijo: “No os dejaré huérfanos” (Jn. 14:18).
Tal vez el significado más grande fue que Él aceptó “la adoración” (Lc. 5:8; Mt. 28:17). El fundamento intensamente monoteísta de los judíos prohibía en forma absoluta cualquier adoración de cualquiera que no fuera el Dios único y verdadero (Ap. 19:10; 22:8,9; Hch. 10:25,26).
III. El Testimonio de los Apóstoles
Los discípulos claramente llegaron a reconocer a Jesús como lo que Él era, Dios manifestado en carne. Por eso ellos:
1. Le Adoraron (Lc. 5:8; Mt. 28:17).
2. Confesaron que Jesús es Dios (Jn. 20:28)
3. Pedro confesó que Jesucristo es Dios (Mt. 16:16). Las profecías declaraban expresamente que el Mesías sería el Hijo de Dios (Sal. 2:2-9) y Dios (Sal. 45:6,7; 110:4; Zac. 6:13).
IV. Los Escritos Apostólicos
Una de las cosas que debemos prestar mucho cuidado son los escritos apostólicos, porque la Biblia nos ordena que nuestra fe debe estar edificada sobre “el fundamento de los apóstoles (Nuevo Testamento) y profetas Antiguo Testamento)…” (Ef. 2:20), Ellos fueron los recipientes de la revelación divina y los expositores del plan de salvación.
1. De acuerdo a I Corintios 2:6-8 Cristo es el Señor de Gloria. Si Jesús no es Dios, entonces tienen que haber dos señores de gloria, porque el Salmo 24:7,8 dice que JEHOVÁ es el Señor o Rey de gloria.
2. De acuerdo a Tito 2:13,14 Jesucristo es el Gran Dios y Salvador. Según Juan 14:1-4; Hechos 1:11 y Apocalipsis 1:7 el que viene es Jesucristo, como también Él es quien murió para redimirnos. No hay la menor duda que Jesús es Dios.
3. De acuerdo a Romanos 9:5 Cristo es Dios sobre todas las cosas. Si Pablo no hubiera estado seguro de lo que escribía, jamás hubiera escrito tal cosa, pues recordemos que él era un hebreo de hebreos y un fariseos (Fil. 3:5) un hombre apegado a los normas más estrictas del judaísmo y por lo tanto un hombre cien por ciento monoteísta.
4. I Juan 5:20 dice que Jesucristo es el verdadero Dios. Si comparamos esta declaración con Jeremías 10:10, nos daremos cuenta que Jehová es también el Dios verdadero. Si Jehová y Jesús no son el mismo, entonces aquí hay una contradicción muy seria. ¿Qué cree usted?
V. Los Atributos y Prerrogativas de Jesús
Si se necesitan más pruebas que demuestren que Jesús es Dios, podemos comparar los atributos de Jesús con los atributos de Dios. Al hacer esto encontraremos que Jesús posee todos los atributos y prerrogativas de Dios, especialmente aquellos que solo pueden pertenecerle a Dios.
Algunos de los atributos son Omnisciente (que todo lo sabe); Omnipresente (que se encuentra a un mismo tiempo en todas partes); y Omnipotente (que todo lo puede).
1. Juan 4:17,18 y Mateo 17:27 nos muestra que Jesús como Dios tiene el atributo de Omnisciencia.
2. Mateo 18:20 y Juan 3:13 nos muestra que Jesús como Dios tiene el atributo de Omnipresencia.
3. Mateo 14:25 y Juan 6:10,11 nos enseñan que Jesús como Dios tiene el atributo de Omnipotencia. En Mateo 28:19 Jesús dijo: “Toda potestad me es dada en los cielo y en la tierra”, en otras palabras Él es Todopoderoso. Compare Mateo 14:25 con Job 9:8 y comprobará que Jesús y Jehová son el mismo.
4. Hebreos 13:8 nos dice que Jesús es Inmutable otro de los atributos absolutos de Dios. Dios es el único que no cambia.
5. Hebreos 1:8-12 nos dice que Jesús es eterno.
Conclusión:
Las declaraciones y afirmaciones que la Biblia hace respecto a Jesús, son pruebas indubitables de que Jesucristo es Dios. Las pruebas que las Escrituras presentas son inagotables. Reconozcamos que solamente hay un solo Dios verdadero, el cual es Jesucristo.

VER EN FORMATO PDF