BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

EXAMINANDO A LA DOCTRINA DE LA SERPIENTE

Por: Beaux Hargrove


La siguiente es una respuesta a la doctrina de la "simiente de la serpiente",  que afirma que Caín fue hijo de Eva y de la serpiente, lo que a su vez produjo un linaje de gente impía "serpentina" que sobrevivió al diluvio del tiempo de Noé, y que aún permanece con nosotros hasta el día de hoy. Un examen de la Escritura, deja en claro que esta no es una enseñanza bíblica. No quiero poner en ridículo o condenar a algún defensor de la doctrina de la “simiente de la serpiente”, sino que simplemente me limito a exponer su error.

1 Juan 3:8-12 “8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.11 Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. 12 No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.”

Este pasaje es uno de los que se utilizan como apoyo de la idea de que Caín fue descendiente físico del diablo. Si Juan estuviera afirmando que el diablo fue el padre físico de Caín, entonces todos los que practican el pecado deben ser igualmente hijos físicos del diablo, por el hecho de que Juan dice que “el que practica el pecado es del diablo”, [1] lo que incluiría a Adán, quien pecó en el en el Jardín del Edén (Oseas 6:7, Romanos 5:14), y a cualquier otro ser humano, ya que “todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

Consideremos esta breve lista de aquellos que han practicado el pecado:

1. La nación de Israel (Éxodo 32:1-8; Jueces 2, etc.)
2. Saúl (1 Samuel 14-24)
3. Salomón (1 Reyes 11)
4. Descendientes de Salomón [2] (1 Reyes, 2 Reyes, 1 Crónicas, 2 Crónicas)
5. María de Betania (Lucas 7:37-39, Juan 11:2)

Claramente, cuando Juan llamó a aquellos que practican el pecado "del diablo", él estaba usando lenguaje metafórico para enfatizar su punto. Cuándo Jesús llamó a Pedro Satanás, ¿quiso decir que Pedro era en realidad Satanás (Mateo 16:23)? O más bien, ¿quiso decir que Pedro estaba pensando de una manera que no reflejaba la voluntad de Dios? Este último significado es, por supuesto, la interpretación razonable, ya que Cristo continuó diciendo, “porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.” [3] Fueron los pensamientos y las emociones de Pedro a las que Jesús reprochó, no a su identidad.
Mateo 13:36-42

“36 Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo. 37 Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. 38 El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. 39 El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. 40 De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. 41 Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, 42 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.”

Una vez más, nos encontramos con un pasaje al que se apela como apoyo de la doctrina simiente de la serpiente. Sin embargo, la doctrina sólo se puede encontrar en este pasaje, si uno ya trae esa idea preconcebida al texto. La lectura más natural de este texto, reconoce a los “hijos del maligno”, como “a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad.” [4] Este pasaje armoniza bien con 1. Juan 3:8-12, ya que ambos hacen un uso simbólico similar de las palabras. Pasajes similares, incluyen los que utilizan expresiones tales como “generación de víboras” y “de vuestro padre el diablo” (Mateo 3:7, 12:34, 23:33, Lucas 3:7 y Juan 8:44), que se pueden interpretar con mayor precisión a la luz de 1. Juan 3:8-12 y Mateo 13:36-42, en lugar del punto de vista de la doctrina de la simiente de la serpiente. Los fariseos fueron descritos como una “generación de víboras” y como “de vuestro padre el diablo”, debido a sus obras injustas (Mateo 3:8, 12:35, 23:34, Lucas 3:8), lo que es a menudo un metáfora que describe los actos que proceden de una persona. De hecho, teniendo en cuenta que las prácticas injustas son en sí mismas las que hacen a alguien un hijo del diablo (1. Juan 3:8), se puede ver que esto es claramente a lo que se está llamando la atención en este pasaje. Ya que las parábolas utilizan a menudo símbolos, sería imprudente asumir inmediatamente algo diferente.
Génesis 3:1-7, 15

“1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? 2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales…  15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.”

Génesis 3 -que narra la caída del hombre- es tomado como uno de los principales textos de prueba para la doctrina de la simiente de la serpiente. Sin embargo, antes de pasar a examinar este pasaje, primero nos haría bien dar un vistazo a Génesis 2.

“9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal…  16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Génesis 2:9, 2:16-17).

Dios hizo brotar de la tierra todo árbol alimenticio y lo hizo agradable a la vista. Los partidarios de la simiente de la serpiente, siempre han afirmado que el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal no fueron árboles literales, y por lo tanto sus frutos no fueron frutos literales. Sin embargo, por asociación, estos dos árboles son de hecho árboles literales, pues de otra manera, los otros árboles no podrían ser razonablemente árboles literales. Por lo tanto, por implicación natural, para comer de estos árboles literales, se comerían los frutos literales de estos árboles literales.

En un tiempo futuro, en Génesis 3, se nos presenta a una serpiente en el jardín del Edén, de la cual sabemos que es Satanás (Apocalipsis 12:9). Satanás puede haber tomado temporalmente la forma de una serpiente, o tal vez una serpiente real fue poseída por Satanás, ya que sabemos que es posible que los seres espirituales (id est ángeles) puedan habitar en un cuerpo carnal, ya sea humano o animal (Lucas 8: 27-33). Si Satanás sólo poseyó el cuerpo de una serpiente, entonces él personalmente no pudo haber engendrado algún descendiente. Por lo tanto, la cuestión que debe abordarse para la posibilidad de que Satanás hubiera producido descendencia, es que esto sólo sería remotamente posible si Satanás tomó realmente una forma física y no sólo habitó en una serpiente existente. Si este fuera el caso, ¿qué hará la doctrina de la simiente de la serpiente para conservar si quiera un poco de coherencia, ya qué todas las serpientes fueron condenadas a arrastrarse sobre su vientre y comer polvo?

No hay nada aquí que sugiera que la serpiente tuvo relaciones sexuales con Eva. Si bien, existe cierta especulación de que los seres angelicales pueden fecundar a las mujeres (con base en cierta interpretación de Génesis 6, Judas y como lo sugieren otros textos judíos no canónicos), si uno creyera que aquello es posible, entonces también tendría que aceptar que el castigo por hacer aquello consiste en ser atado con cadenas y arrojado a las tinieblas (Judas 1:6-7 ). [5] Si Satanás cometió un pecado similar, ¿por qué no sufrió un destino similar? ¿Por qué Dios haría una excepción con Satanás? [6] Por otra parte, ¿cómo pudo Satanás tener relaciones sexuales con un ser humano, si él estaba en forma de una serpiente? [7] Es físicamente imposible que un ser humano tenga relaciones sexuales con una serpiente, y mucho menos que pueda producir con éxito descendencia. Sin embargo, el corazón de la cuestión es ésta: para poder reproducirse con Eva, Satanás debería haber sido completamente un humano, y nada en el pasaje ni remotamente sugiere que él lo fue. [8]

Algunos sostienen que la serpiente no era realmente una serpiente, ya que la palabra hebrea para serpiente, naw-khawsh' [9], se deriva de naw-khash' [10], que significa "siseo", "susurro" (un hechizo de magia) o "adivinación". El objetivo habitual por el cual ellos hacen notar esto, es para convencer a los demás que esto significa que la serpiente no era una serpiente, sino una especie de mago. Mientras que lo que se dice acerca de naw-khash' es cierto, en todo caso la otra palabra naw-khawsh' denota serpiente. Estas palabras, aunque similares y relacionadas, no son las mismas y no tienen el mismo significado. El objeto de referencia es sin duda una serpiente ¿Si se hubiera querido hacer notar algo más, no se hubiera podido explicar con mayor claridad por parte del que escribió este relato?

De acuerdo con la doctrina de la simiente de la serpiente, el pecado original consistió en la relación sexual de Eva con la serpiente. Sin embargo, de acuerdo con Génesis 3, el pecado original se identifica claramente con el comer del fruto prohibido del árbol del conocimiento del bien y del mal (Génesis 3:11). [11]

Los que sugieren que Génesis 3:15 apoya la doctrina de la simiente de la serpiente, requieren una interpretación inconsistente de "semilla" en el Génesis. Si Caín ha de ser identificado como la simiente (o semilla) de la serpiente, entonces la distinción que de debió hacerse no tenía que haber sido entre la simiente de la serpiente y la simiente de Eva, sino entre la serpiente y la simiente de Eva, y Adán y la simiente de Eva. En cambio, la semilla de la serpiente se distingue claramente de la simiente de la mujer. Por lo tanto, el significado del texto es que los hijos de la serpiente, otras serpientes, estarán en enemistad con la simiente de la mujer, otros seres humanos. Debido a la distinción entre la simiente de la serpiente y la simiente de la mujer, no es posible que la simiente de la mujer haya sido contaminada por la serpiente.
Matrimonios

Si existieran seres humanos que fueran descendientes físicos de Satanás, entonces el matrimonio con estas personas, sin duda, sería abominable. Las naciones conocidas por la idolatría, la brujería y la barbarie en general, obviamente tendrían que ser de esa línea de sangre contaminada, ya que "los que sirven de tropiezo" y "los que hacen iniquidad", son identificados como los hijos del diablo. La mayoría de la gente puede identificar varias de estas naciones. Inmediatamente vienen a la mente Egipto, Moab y Babilonia. Vamos a incluir a los Ceneos [en arameo se pronuncia keen-ai ], ya que algunos promotores de la doctrina de la simiente de la serpiente, han incluido a estos como siendo "de Caín". [12]

Si los egipcios hubieran sido descendientes físicos de Satanás, entonces debería haber sido un pecado para Abraham el tener relaciones sexuales con la mujer egipcia Agar, y sin embargo Dios no condenó ni castigó la acción de Abraham.

José se casó con una mujer egipcia. Sus hijos, Efraín y Manasés, fueron bendecidos por Jacob y distinguidos en la nación de Israel. Seguramente, si su sangre se hubiera manchado por una supuesta sangre de Satanás, no habrían recibido tantas bendiciones.

Moisés se casó con la hija de un ceneo. Él fue el profeta elegido por Dios, incluso después de su matrimonio, para sacar a Israel de Egipto. [13] El pecado que le impidió a Moisés entrar a la tierra prometida, no fue su matrimonio, sino su desobediencia a Dios en Meriba (Números 20:8-12).

La genealogía de Cristo, dada en el evangelio según Mateo, incluye a Booz, cuya madre fue Rahab la ramera. [14] Como una prostituta, ella necesariamente debería ser identificada como descendiente física de Satanás, y sin embargo, su sangre se mezcló en el linaje de Jesucristo, nuestro santo salvador.

Rut, otra ascendiente de Jesús, era una moabita. La Biblia da una descripción de la nación idólatra de Moab, la cual provino de la acción incestuosa de Lot (bajo el estado de embriaguez) con su hija mayor (Génesis 19:37). Entonces Rut, seguramente debería haber sido una descendiente física de Satanás, y sin embargo, al igual que Rahab, su sangre se encuentra en el linaje de Cristo.

En dos de estos casos, es un israelita quien se casa con mujeres "extrañas" o  extranjeras. ¿Qué de malo tenía el casarse con mujeres extranjeras? Deuteronomio 7:2-4, aclara: “Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto”. Este razonamiento tiene aplicaciones incluso antes de la Ley, por lo que Abraham no quería que Isaac se casara con una mujer cananea. El matrimonio estaba permitido cuando el extranjero aceptaba a Dios, y no había una amenaza para que el israelita se apartara de Dios, como en el caso de Ruth, y también en el caso de Rahab. El mismo razonamiento aplica para que los creyentes del Nuevo Testamento no se casen con los no creyentes (2 Corintios 6:14). Excepto en el caso de parientes cercanos, [15] no hay nada de malo en que una persona se case con otra de un fondo genealógico diferente.
Génesis 4:1

"Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón." 

La verdad de este pasaje es inevitable. Ella "concibió", lo cual es sin duda un efecto de lo que se dijo primero, es decir de: "Conoció Adán a su mujer Eva". Examinemos algunas otras traducciones:

"Conoció Adán a su mujer Eva, y ella concibió y dio a luz a Caín, diciendo: "He adquirido un varón con el favor de Jehová."   (Versión Estándar en Inglés).

"Y Adán conoció a Eva, su mujer. Y ella concibió, dando a luz a Caín, y dijo: Por Dios, he adquirido un varón." (Biblia Apostólica Políglota).

La frase "y ella concibió", se traduce de la palabra hebrea haw-raw', que significa "ser (o volverse) embarazada, concebir (literal o figurativamente)." [16] La palabra "y" en la frase "y ella concibió", se traduce como parte de la descripción de la concepción, pero la palabra en sí, no se encuentra en los manuscritos hebreos. En la Septuaginta se encuentra como kai, que aquí se ha traducido como "y", pero que también tiene los significados de "también, incluso, por lo que, entonces, etc." [17] En Génesis 4:1, kai no ofrece ningún otro indicador de contexto para mostrar una mejor traducción que la de "y". Por supuesto, si uno entra con ideas preconcebidas acerca de lo que el pasaje está diciendo, uno podría inclinarse hacia la traducción de kai como "también", para intentar separar la causa [conoció Adán a su mujer Eva] del efecto [y ella concibió dando a luz a Caín]. Una simple lectura del texto, fácilmente muestra que la concepción de Caín, fue un evento causado por las relaciones sexuales de Adán con su esposa Eva. Teniendo esto en cuenta, junto con el hecho de que el hebreo carece de cualquier tipo de artículo copulativo, es claro que kai se debe entender como una conjunción copulativa, en lugar de un artículo. Adán fue el verdadero padre de Caín.
El diluvio

“5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. 6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.” (Génesis 6:5-7).

La razón para el diluvio, fue "que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón  de ellos era de continuo solamente el mal". Si la maldad en la tierra hubiera sido ocasionada por la propagación de cierta gente serpentina, entonces aquella gente habría sido específicamente el blanco del diluvio. Así, no habría forma de que cualquier descendiente de Caín pudiera haber sobrevivido al diluvio, porque el propósito del diluvio era el de destruir la tierra con el fin de erradicar toda la maldad de la humanidad.

La razón por la cual Noé se salvó, fue porque "Noé era un hombre justo y perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé." [18] Dios lamentó haber hecho al hombre, ya que la humanidad se había vuelto completamente a la maldad. Por esto, deseó volver a empezar con alguien que estuviera dispuesto a estar en posición vertical, manteniendo los principios éticos de la santidad. Por su dedicación a Dios en medio de un mundo malo, Noé halló gracia ante los ojos de Dios y se salvó de la destrucción inminente.

Por otra parte, Pedro escribió que "pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua (1 Pedro 3:20)." [19] Estas ocho personas fueron Noé y su esposa, Sem y su esposa, Cam y su esposa, y Jafet y sus esposa. Sólo si alguna de las esposas de los tres hijos de Noé era descendiente de Caín, el linaje de Caín hubiera podido sobrevivir al diluvio. Mientras que pudo ser posible, es poco probable que hubiera acontecido. ¿Cómo podría ser Noé un pregonero de justicia (2 Pedro 2:5), si hubiera permitido que alguno de sus hijos se casara con una de aquellas personas genealógicamente corruptas? Esto sería muy dudoso. Sin embargo, incluso si este fuera el caso, y uno de los hijos de Noé se hubiera casado con una descendiente de Caín, ¿esto apoyaría la idea de que Caín fue engendrado por Satanás? Por supuesto que no.
De Una Sangre

“24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas…  26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; 27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. 28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos. 29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.”

Este pasaje del sermón de Pablo en Atenas, es probablemente la pieza más atractiva de la evidencia en contra de la doctrina simiente de la serpiente. Todos los seres humanos son de la misma sangre, ya sean semitas, arios, negros u orientales. ¿Cómo podría ser esto posible si estuviera en la genética de algunos hombres la simiente de la serpiente? Claramente, los seres humanos no son simiente de la serpiente. Muchas personas presentan las mismas características espirituales de Satanás, pero no son sus descendientes físicos.
Conclusión

Dada la falta de evidencia para la doctrina de simiente de la serpiente, y la abundancia de pruebas en su contra, debemos rechazar esa doctrina. Mientras que las personas pueden ser hijos del diablo en un sentido espiritual, ningún ser humano es un descendiente físico del diablo. Ser un hijo del diablo no es una cuestión de raza, sino del corazón.

"Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios" (1. Corintios 6:11).


Notas al Pie

[1] La Versión Estándar en Inglés, presenta este pasaje como: "Cualquiera que hace una práctica del pecado, es del diablo" (1 Juan 3:8). La palabra griega usada para "practicar" y "hacer una práctica" es poieo, que aparece en el léxico de Strong con el código G4160, y que significa "hacer". El tiempo está en presente y activo, lo que significa que es un activo corriente, significando: “haciendo”. En esencia, cualquier persona que está viviendo en pecado, o continuando en el pecado, es del diablo. Este es el concepto que transmite el versículo 9. La Versión Estándar en Inglés lo representa muy bien.
[2] Algunos de los descendientes de Salomón, rompieron con el patrón establecido por sus padres, y sirvieron a Dios. Esto indica que no podían haber sido "hijos del diablo", como supuestamente lo fueron sus padres y algunos de sus hijos.
[3] La Versión Estándar en Inglés, presenta este pasaje así: "tú no pones tu mente en las cosas de Dios, sino en las cosas del hombre". La palabra griega phroneo, traducida como "pones la mira" en la Reina Valera, implica la actividad de la mente. Esta es la palabra de Strong G5426.
[4] La Versión Estándar en Inglés, presenta a estas dos frases como "hijos del diablo" y "todas los que obran pecado y todos los infractores de la ley", respectivamente.
[5] Este castigo se aplicaría aquí, sólo si se aceptara que los "Hijos de Dios" en Génesis 6, eran ángeles caídos. De lo contrario, esto se refiere a otra cosa.
[6] De nuevo, esto se dice, solo para los que especulan en que es verdad que los Hijos de Dios puedan reproducirse con mujeres (hembras humanas).
[7] A lo largo de toda la narración, a la serpiente se le reconoce como tal. Incluso después del pecado, la serpiente es llamada una serpiente, y es condenada a arrastrarse sobre su vientre. ¿Satanás se arrastraría sobre su vientre? No, porque él es un ser espiritual, que no tiene forma física.
[8] Para ampliar el tema de la supuesta reproducción de los ángeles con las hembras humanas, por las leyes de la naturaleza, un ser en una forma espiritual de existencia, no puede aparearse con un ser en una forma física de existencia, y mucho menos puede producir descendencia. Así que, ¿en qué medida los ángeles caídos deberían haber tomado una forma física para que esto hubiera sido posible? Debían de haber tomado forma humana, con pleno funcionamiento de los órganos reproductivos, a fin de producir los "varones valientes". Pero, ¿podemos decir con certeza que esto ocurrió? ¿Hay suficiente evidencia para concluir que los ángeles se convirtieron en hombres? Sin duda, concluir afirmativamente sería una conclusión muy arriesgada, con base en la información proporcionada por la Escritura.
[9] Strong H5175.
[10] Strong H5172.
[11] Algunos sostienen que este árbol de la ciencia del bien y del mal, se presenta en un lenguaje figurado, reclamando que "comer" puede significar "tomar parte". Sin embargo, los diccionarios hebreos de Strong y de Brown-Driver-Briggs, no afirman que aw-kal', que es traducida "comer", pueda significar o ser traducida como "tomar parte".
[12] La entrada de los ceneos en la Enciclopedia Bíblica Internacional, dice esto: "La palabra keen-ai en arameo, significa ‘herrero’. El profesor Sayce, piensa que en realidad pudo haber sido una tribu de herreros, parecidos a “los gitanos” de la Europa moderna, así como a los hojaleteros viajeros o los herreros negros de la Edad Media. Esto explicaría sus relaciones con los diferentes pueblos, entre los que se encuentran en la búsqueda de su vocación." (Orr, James, MA, DD Editor General." Ceneos. "Encicopedia Bíblica Estándar International. E-Sword. Aplicaciones informáticas. Versión 9.0). Esto indica que su nombre probablemente no tiene nada que ver con Caín.
[13] Cuando Moisés regresó a su pueblo, la ira de Dios estaba sobre él, porque su hijo no estaba circuncidado, no por la genealogía cenea de su hijo (Éxodo 4:24-26).
[14] Aunque puede ser posible que esta Rahab no fue la misma Rahab que ayudó a los espías israelitas, no hay ninguna otra Rahab mencionada en la historia bíblica, lo que hace muy probable que la Rahab del relato de Mateo sea la misma Rahab del relato de Moisés. John Gill dijo lo siguiente: "La verdad del asunto es que se convirtió en la esposa de salmón, o Salma, como se le llama en 1. Crónicas 2:11. Y en el Targum sobre Rut 4:20, se dice que [Salmón] era de Belén, era hijo de Naasón o Nahshon, príncipe famoso en Judá, quien era cabeza y capitán de su tribu, según Números 1:7 y Números 7:12. Y a partir de Rahab surgió el Mesías, lo que es otro ejemplo de un gentil en la genealogía de Cristo". (Gill, John. Exposición de Toda la Biblia por John Gill, e-Sword programa informático Ver 9.0)
[15] A pesar de que no se explica el por qué Dios prohíbe los matrimonios entre familiares cercanos, por lo general se cree que la razón, es la afectación de la estructura genética.
[16] Strong H2029.
[17] Strong G2532. Kai puede ser copulativa o conjuntiva.
[18] "Perfecto en sus generaciones", es traducida en la Versión Estándar en Inglés, como "libre de culpa en su generación", y en la Traducción Literal de la Biblia, como "perfeccionado entre su familia". Este pasaje está tratando con el carácter moral de Noé, no con su origen.
[19] La Versión Estándar en Inglés, dice así: "muy pocos, es decir, ocho personas, fueron salvadas por agua".

Fuente:
http://unicodios.blogspot.com/2011/07/examinando-la-doctrina-de-la-simiente.html