BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

ELOHIM

Por: Rigoberto Gómez López
Iglesia Pentecostal Unida Hispana de Nicaragua
Central Jinotepe, Carazo

Los trinitarios exponen que Elohim da a entender que existe una pluralidad de personas en Dios; sin embargo, los eruditos dicen que la palabra hebrea Elohim es un plural mayestático, queriendo decir majestuoso, imponente, solemne, magnífico, etc. viene de la raíz “El” cuyo significado es fortaleza, prominencia, omnipotencia, o por extensión Dios. Eloah  es la forma singular de Elohim y también se origina en “El” y significa Dios, teniendo como equivalente arameo la palabra Elah usado en Daniel 2:18.

Tanto “Elohim” como “Eloah” y “EL” son usadas en la escritura como lo podemos ver en los siguientes versículos:

a)      “Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios [El] Altísimo, sacó pan y vino.” (Génesis 14:18)
b)      “… Pero tú eres Dios [Eloah] que perdonas, clemente y piadoso, tardo para la ira, y grande en misericordia, porque no los abandonaste.” (Nehemías 9:17)
c)      “En el principio creó Dios [Elohim] los cielos y la tierra.” (Génesis 1:1).

En Éxodo 32:4 dice: “… e hizo de ello un becerro de fundición. Entonces dijeron: Israel, estos son tus dioses (Elohim), que te sacaron de la tierra de Egipto”, aquí es importante notar que no eran tres o más becerros era solamente uno, sin embargo, los hebreos también llamaban Elohim a los dioses falsos. En Jueces 16:23 encontramos que Dagón es llamado Elohim “…se juntaron para ofrecer sacrificio a Dagón su dios (Elohim)…”, también 2 Reyes 1:2 dice: “…id y consultad a Baal-zebud dios (Elohim) de Ecrón…”; a pesar de todo, ni el becerro, ni Dagón ni Baal-zebud eran trinidades o tres personas.

Cuando se usa Elohim para referirse a Dios se usa para expresar su majestuosidad, solemnidad, etc., y no para indicar que hay pluralidad de personas en Dios. En Isaías 45:21-22 dice “… No hay más Dios (Elohim) que yo; Dios (El) justo y salvador; ningún otro fuera de mí. Mirad a mí, y sed salvos todos los términos de la tierra; porque yo soy Dios (El), y no hay más.”.

La escritura hace referencia al padre llamándolo Elohim pues en Malaquías 2:10 dice: “¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un  mismo Dios (Elohim)?, de igual forma Salmo 68:5 “Padre de huérfanos y defensor de viudas es Dios (Elohim)”. Según la interpretación trinitaria, la cual declara que Elohim significa pluralidad de personas, tendríamos que concluir que hay pluralidad de personas en el padre, lo cual es totalmente incorrecto, ¿no debería usar Eloah para referirse al padre? También a Jesús se le llama Elohim pues Salmo 45:6 en alusión a Jesús dice: “Tu trono, oh Dios (Elohim), es eterno y para siempre; cetro de justicia es el cetro de tu reino”, esto lo podemos comprobar al leer Hebreos 1:8.

Elohim también se puede atribuir a seres espirituales y autoridades humanas indicando como significado fuerzas, poderes u autoridades. Cito como ejemplo los siguientes textos:

a)      “…No temas. ¿Qué has visto? Y la mujer respondió a Saúl: he visto dioses (Elohim) que suben de la tierra” (1 Samuel 28:13)
b)     “Le has hecho poco menor que los ángeles (Elohim), y lo coronaste de gloria y de  honra” (Salmo 8:5)

Por lo que podemos ver en los versículos mostrados, los demonios y los ángeles son llamados Elohim, pero jamás podríamos decir que nos estamos refiriendo a tres personas en un ser espiritual. Aún Moisés es llamado Elohim en Éxodo 7:1 “Jehová dijo a Moisés: Yo te he constituido dios (Elohim) para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta”, con esto se quería transmitir la autoridad que Dios había dado a Moisés. En este sentido Salmo 82:6 llama dioses (Elohim) al ser humano, al referirse a los jueces de la siguiente manera: “Yo dije: Vosotros sois dioses (Elohim), y todos vosotros hijos del Altísimo”.

Termino este punto citando lo que escribe el hermano Julio Cesar Clavijo Sierra: “El término “Elohim”, es un plural que denota multiforme fuerza, poder o autoridad. Cuando este término se aplica a Dios, denota la grandeza, la potencia, la majestad o los atributos múltiples e incomparables de Dios. Pero en ningún caso denota una pluralidad de personas en Dios, ni mucho menos enseña que él sea una trinidad. Tampoco enseña que haya varios dioses, pues aunque haya algunos a los cuales los hombres le rindan pleitesía como si fueran “Dios”, solo hay un verdadero “Elohim” y es aquel que creó los cielos y la tierra”. [1]



[1] Julio César Clavijo Sierra. Un dios Falso Llamado Trinidad, Pág. 304