BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

HAGAMOS AL HOMBRE (Génesis 1:26)

Por: Rigoberto Gómez
Iglesia Pentecostal Unida Hispana de Nicaragua

Uno de los textos que despierta la inquietud del que ha escuchado la doctrina de la unicidad de Dios es Génesis 1:26 “…Hagamos al hombre a nuestra imagen…”, así que, siempre será una de las interrogantes que nos plantearán a la hora de exponer nuestro mensaje monoteísta.
Job 9:8 dice: “ÉL SOLO EXTENDIÓ LOS CIELOS, y anda sobre las olas del mar”, dando a entender claramente que no había más que UNO SOLO extendiendo los cielos. El libro de Isaías también nos declara lo mismo “…Yo Jehová, que lo hago todo, que EXTIENDO SOLO los cielos, que extiendo la tierra POR MÍ MISMO” (Isaías 44:24), es decir, que Dios no necesitaba la ayuda de nadie más,  motivo por el cual dice: “YO HICE LA TIERRA Y CREÉ sobre ella AL HOMBRE…” (Isaías 45:12); sin embargo, hay quienes piensan que Dios no hizo al hombre por sí mismo, que tuvo la intervención de alguien más, y para ello utilizan Génesis 1:26 para reforzar su afirmación.
La palabra de Dios no puede entrar en contradicción, aún en el mismo capítulo de Génesis, en el versículo 27 dice: “Y CREÓ DIOS AL HOMBRE…”, en la acción de crear jamás se lee en plural, de igual forma en Génesis 2:7 “Entonces Jehová Dios FORMÓ AL HOMBRE…” se expresa en singular. Nunca se nos menciona que haya más de uno solo creando, pero Job 38: 4-7 nos declara: “ ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia.  ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel?  ¿Sobre qué están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular,  Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y SE REGOCIJABAN TODOS LOS HIJOS DE DIOS?”, refiriéndose a los ángeles con la expresión HIJOS DE DIOS, tal como se hace mención en Job 1:6 “Un día vinieron a presentarse delante de Jehová LOS HIJOS DE DIOS, entre los cuales vino también Satanás”, es decir, que los ángeles (hijos de Dios) eran quienes estaban presentes en la creación y era a quienes Dios se dirigía cuando hablaba en Génesis 1:26. Así lo han interpretado los judíos, jamás han pensado en una pluralidad de personas, no significa que los ángeles crearon, pues ya quedó entendido que fue solo uno (DIOS) el creador; más bien significa que Dios expresó a sus ángeles lo que iba a hacer,        Lo mismo ocurre con otros pasajes parecidos como son Génesis 3:22; Génesis 11:7; Isaías 6:8.

En 1 Reyes 22:19-20  leemos: “…Oye, pues, palabra de Jehová: Yo vi a Jehová en su trono, y todo el ejército de ellos estaba junto a él, a su derecha y a su izquierda. Y Jehová dijo: ¿Quién inducirá a Acab, para que suba y caiga en Ramot de Galaad? Y uno decía de una manera y otro de otra”,  pues Dios no solamente informa a sus ángeles lo que va a hacer sino que llegó incluso  a preguntar a los espíritus acerca de cómo  inducir a Acab para que subiera a Ramot, esto no quiere decir que Dios consulta todo, sino  mas bien que Dios revela sus propósitos cuando él así lo desea.

El hermano David Bernard en el libro La Unicidad de Dios aborda, además del punto de vista planteado anteriormente, otros dos aspectos en cuanto a la explicación de este versículo (Génesis 1:26), entre los cuales cito el siguiente: “Otros explican la pluralidad en este pasaje como una pluralidad majestuosa o literaria. Es decir, en la escritura u oración formal, el orador o el escritor frecuentemente se refiere a sí mismo en la forma plural, especialmente si el orador es de posición real. Se pueden citar ejemplos bíblicos de la forma plural para ilustrar esta costumbre. Por ejemplo, Daniel le dijo al Rey Nabucodonosor, “la interpretación de él diremos en presencia del rey” aunque solo Daniel procedió a darle la interpretación al rey (Daniel 2:36). El rey Artajerjes alternó entre referirse a sí mismo en la forma singular y la forma plural en su correspondencia. Una vez, él escribió, “La carta que nos enviasteis fue leída claramente delante de mí” (Esdras 4:18). En una carta a Esdras, Artajerjes dijo de sí mismo “mí” en un lugar (Esdras 7:13) pero “os hacemos” en otro lugar (7:24)”.Así que la expresión en plural “hagamos” de Génesis 1:26 no significa que alguien más participó en la acción de crear, pues Dios lo hizo todo por sí mismo.