BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

¿CÓMO SABER SI HE RECIBIDO EL ESPÍRITU SANTO?

Por: Rigoberto Gómez López

Muchos piensan que desde que uno cree en Jesucristo se recibe el Espíritu Santo, usando como texto para su fundamento Efesios 1:13, el cual dice: “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de nuestra salvación, y habiendo creído en él fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”; sin embargo nos damos cuenta, por la misma escritura, que en realidad esta interpretación no es correcta ya que en el libro de los Hechos se nos enseña lo contrario.

En Hechos capítulo 8: 4-12 se nos narra acerca de la predicación de Felipe en la ciudad de Samaria. Se nos dice que  “…la gente, unánime, escuchaba atentamente… OYENDO Y VIENDO LAS SEÑALES QUE HACÍA porque de muchos que tenían espíritus inmundos salían estos dando grandes voces (LIBERACIÓN), y muchos paralíticos y cojos eran sanados (MILAGROS Y SANIDADES); …había GRAN GOZO en aquella ciudad… pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, SE BAUTIZABAN hombres y mujeres”.  Podemos resumir que la gente oía, escuchaba y creía (como dice Efesios 1:13), había liberación, milagros, sanidades y aún se bautizaron; pero había un problema, aún con todo, NO HABÍAN RECIBIDO EL ESPÍRITU SANTO y enviaron a Pedro y a Juan para que oraran por ellos “… para que recibiesen el Espíritu Santo; porque aún NO HABIA DESCENDIDO SOBRE NINGUNO DE ELLOS, sino que SOLAMENTE HABÍAN SIDO BAUTIZADOS EN EL NOMBRE DE JESÚS”(v15-16)

Por lo antes expuesto, podemos afirmar que una persona puede experimentar lo mismo que los Samaritanos e incluso bautizarse, pero también es probable que no reciba el Espíritu Santo al igual que ellos, pero ¿cómo es que Felipe se daba cuenta que no tenían el Espíritu Santo?, esta pregunta es importante pues el método o la forma en que Felipe se daba cuenta es la misma para nuestros días.
¿CÓMO SABER SI TENGO EL ESPÍRITU SANTO?

En Hechos 10:43-47 se nos da la respuesta a esta interrogante. En estos versículos se nos dice que mientras Pedro estaba predicando, “el Espíritu Santo CAYÓ SOBRE LOS QUE OÍAN EL DISCURSO y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles SE DERRAMASE EL DON DEL ESPÍRITU SANTO” (V44-45), los que acompañaban al apóstol sabían que en ese instante se estaba derramando el Espíritu Santo, pero al igual que Felipe, ellos sabían “PORQUE LOS OÍAN QUE HABLABAN EN LENGUAS…” (V46) “y estas señales seguirán a los que creen… hablarán nuevas lenguas” (Marcos 16:17). La señal no es llorar, no es saltar, no es reír, no es caer de espaldas (pues los que retrocedieron y cayeron a tierra fueron los enemigos de Jesús cuando llegaron a llevarlo preso en Juan 18:6), LA SEÑAL ES HABLAR EN LENGUAS.

En Hechos 2: 4 dice que “…fueron todos LLENOS del Espíritu Santo y COMENZARON A HABLAR EN OTRAS LENGUAS…”, los apóstoles fueron llenos del Espíritu y es lo mismo que decir que se derramó sobre ellos, por tal razón Pedro dice: “Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, DERRAMARÉ DE MI ESPÍRITU…” (V17). A esta experiencia Jesús la llamó bautismo del Espíritu Santo al decir: “Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis BAUTIZADOS CON EL ESPÍRITU SANTO dentro de no muchos días” (Hechos 1:5). El apóstol Pedro a este bautismo lo llama don al expresar en su discurso “… y recibiréis el DON DEL ESPÍRITU SANTO” (Hechos 2:39) y en Hechos 10:47 cuando se derramó el don dijo: “…estos que han RECIBIDO EL ESPÍRITU SANTO TAMBIÉN COMO NOSOTROS”, es decir, que recibir el Espíritu Santo es lo mismo que recibir el don del Espíritu Santo, que se derrame, que caiga sobre nosotros, que nos bautice con su Espíritu, que seamos llenos.

El versículo que se menciona al inicio de este tema (Efesios 1:13) no quiere decir que desde que creemos o nos bautizamos ya tenemos el Espíritu Santo, pues la señal es hablar en lenguas. Lo que el apóstol Pablo está haciendo es recordándoles a los Efesios el momento en el cual recibieron el Espíritu Santo, pues ellos debieron experimentar el hablar en lenguas tal como sucedió cuando Pablo llegó a Efesio (Hechos 19) donde “…habiéndoles impuesto Pablo las manos vino sobre ellos el Espíritu Santo; Y HABLABAN EN LENGUAS…”(V6)

Es importante tener en cuenta que también existe el don de diversos géneros de lenguas y esto tiende a confundir a algunos. La señal de que hemos recibido el Espíritu Santo es hablar en lenguas, sin embargo muchos después de recibirlo no continúan hablando en lenguas constantemente, razón por la cual, sienten preocupación al pensar si en realidad tienen o no el Espíritu Santo. Todos debemos hablar en lenguas como señal de que hemos recibido el Espíritu Santo pero no a todos se nos dará el don de diversos géneros de lenguas.

Para tener dones del Espíritu Santo, primero hay que recibir el Espíritu Santo y su señal es hablar en lenguas, posteriormente se nos puede dar dones de sanidad, hacer milagros, diversos géneros de lenguas, etc., así que no hay que preocuparse si usted no continúa hablando en lenguas como lo hacen otros porque ellos tienen ese otro don de diversos géneros de lengua y a usted quizás Dios le ha dado otros dones para el servicio de Dios; pero desde el momento que habló en lenguas la primera vez fue lleno, sellado, bautizado con el Espíritu Santo.

                Estimado lector, espero te haya sido útil este tema y haya aclarado alguna duda, y si aún no tienes el Espíritu Santo es momento de buscar con todo el corazón para poder recibirlo, Jesús te bendiga.

TAMBIÉN PUEDES LEER

¿Es Necesario Recibir El Espíritu Santo? (Por: Rigoberto Gómez)

La Señal Del Espiritu Santo (Por: Rev Hernan Silguero)