BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

COMENTARIO AL VERSO 6 DE LA EPÍSTOLA DE JUDAS

Pr. Jorge E. Pino Valenzuela
Tomado de http://prjorgeepinovalenzuela.blogspot.com/
  
"Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonarion su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día" (v6) 

Ángeles: Literalmente “ángeles” es la misma palabra que “mensajeros”, existen dos posturas controversiales en este y los siguientes versos. La primera es que la referencia es a los ángeles caídos en la rebelión celestial, quienes habrían abusado del poder otorgado por Dios.[1] Lo importante, no obstante, es que, los ángeles, a pesar de ser las superiores criaturas creadas, con todo, no fueron perdonados cuando pecaron voluntariamente, y esta es la analogía que debe ser rescatada.


No guardaron su dignidad… abandonaron su propia morada: Versiones como la Vulgata Latina hablan de “principalidad”, en vez de “dignidad”. Probablemente sea una correcta interpretación, dado que está hablando de “su propia principalidad”. En muchas escrituras encontramos descrito a los ángeles como “príncipes” o “principales”. La “principalidad” de los ángeles, sólo fue establecida en Cristo, sin embargo, estos rebeldes aspiraron a otra superior. “Abandonaron su propia morada”, es decir, los ángeles que cayeron junto al “querubín” de Ezequiel (Ezequiel 28:12-19; Isaías 14:12-14 y Lucas 10:18). Un gran número de ángeles no se agradó con los puestos que Dios les asignó; el orgullo fue la causa principal y directa de su caída.

La segunda postura, es que se trataría de una alusión a Génesis 6:2 y no a la caída de Satanás, se considera que la frase del verso 7 “habiendo fornicado”, sería una prueba de que las personas de Sodoma y Gomorra “de la misma manera que ellos [los ángeles]” habrían tenido relaciones sexuales con “las hijas de los hombres”.


Pero esta interpretación no resuelve algunas interrogantes y pareciera contradecir otras escrituras:

· ¿Por qué no llamar “ángeles” a los “hijos de Dios” de Génesis 6 si ya eran conocidos para Moisés (Génesis 19:1; Génesis 3:24)?

· ¿Existieron dos rebeliones, una de Satanás antes de Génesis 3 y otra en Génesis 6?

· ¿Pueden los ángeles procrear? De ser así

· ¿Por medio de relaciones sexuales?, aún más

· ¿Realmente los ángeles son sexuados o carecen de sexualidad (masculino/femenino)?.

Estas interrogantes deben ser respondidas por aquellos que tienen esta interpretación.

Los espíritus ministradores, parecieran no poder tener relaciones sexuales (Hebreos 1:14; Mateo 22:30).

Considerando a 2° Pedro como una carta paralela a la de Judas, debemos citar lo que el apóstol Pedro comenta respecto a estos ángeles:

“2° Pedro 2:4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio.”

Claramente este verso se está refiriendo a los ángeles apóstatas que se revelaron junto con Satanás, lo más natural entonces es interpretar que los “hijos de Dios” (que es la línea setista de Génesis 4:26) pecaron “de la misma manera que ellos” (los comarcanos de Sodoma y Gomorra), pero no fornicando carnalmente con las hijas de los hombres, sino que su ambición por otro lugar de principado, fue lo que apartó el afecto de Dios y cayeron, esto a los ojos de Dios es un pecado de la misma especie espiritual que el extravío a Sodoma y Gomorra; el pecado de los ángeles apóstatas según su especie es equivalente al de los sodomitas según su especie. Por ejemplo, la relación que existe entre los pecados de codicia, en lo espiritual, es similar a los fornicarios.

A favor de esta postura es el libro apócrifo de Enoc, el cual es citado por Judas a lo menos en dos oportunidades (v. 9 y 14), pero si bien, el siervo de Jesucristo y hermano de Jacobo cita y concuerda con algunos particulares de este libro apócrifo, es arriesgado creer que concuerda con todo el libro, de hecho, este libro no es considerado como canónico ni siquiera por los Judíos, y la Iglesia a través de la historia tampoco lo ha considerado de esa manera.

Abandonaron su propia morada: Los designios de estos ángeles parecen tener relación con nuestro mundo, esta consideración propone el motivo porque algunos demonios (ángeles caídos) tomen posesión de personas. También de que Satanás sea el “príncipe de este mundo”. Dejaron el lugar santo, la morada celestial llena de gloria, y en contraste descendieron a prisiones llenas de “oscuridad”. Entregados por tal soberbia a “fosos” de tinieblas (2° Pedro 2:4).

Los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día: El griego “guardados” también es aplicado a “reservados”; dos cosas pueden ser interpretadas de esta palabra: Primero, al no haber guardado su “primer estado”, estos ángeles han sido reservados, es decir, “guardados en el propósito de Dios” y no en prisiones literales, lo que significaría que no escaparán al futuro juicio de Dios, el cual será cierto para ellos. En garantía de esto, los demonios actualmente estarían en “los fosos de oscuridad de este presente mundo”, esperando temerosos a su condenación final, excluidos del cielo y limitados en poderes y libertades, por eso hablaron con Cristo de ser atormentados “antes de tiempo” (Mateo 8:29). Satanás aún obra en este mundo, y eso está avalado por muchas escrituras.

La segunda opción, es que algunos ángeles desobedientes están en prisiones esperando el juicio final. Sin embargo, otros ángeles caídos están activos en el mundo como mensajeros de Satanás.