BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

LENGUAS NO APRENDIDAS O LENGUAS CONOCIDAS



Por: Jason Dulle
Tomado de: http://www.onenesspentecostal.com/


Ha habido muchos ataques contra la enseñanza bíblica de hablar en "lenguas", o hablar en "lenguas". Uno de los argumentos más recientes contra la aparición de lenguas en ciertos círculos cristianos es la noción de que las lenguas mencionadas en el libro de Hechos y en I Corintios 12-14 no se refieren a lenguas desconocidas dadas a los hablantes por Dios sino a lenguas Aprendido y conocido por los oradores. Es particularmente notado que la palabra "desconocido" que aparece antes de "lenguas" en la KJV no aparece en el texto griego, y que la mayoría de las versiones en inglés ya no incluyen "desconocido" en sus traducciones. Se cree que sin la palabra "desconocido" no tenemos ninguna razón para concluir que las lenguas mencionadas se refieren a un don sobrenatural de Dios, sino que se refieren a lenguas aprendidas habladas por los creyentes corintios (los que eran bilingües y trilingüe). Quiero demostrar por qué es imposible concluir que las lenguas que se mencionan en la Escritura se refieren a lenguas aprendidas.

"Lenguas" proviene de la palabra griega glossa que puede referirse al órgano físico del cuerpo, o a las lenguas. Cuando la Biblia habla de "hablar en lenguas" significa que la gente estaba hablando en otros idiomas, sobrenaturalmente. Las lenguas en que hablaban no eran aprendidas, sino que les fueron dadas por Dios. Estas lenguas no son entendidas por el orador, ni por el oyente a menos que se interpreten.

Es verdad que en I Corintios 14 todas las apariencias de la palabra "desconocido" son suministradas por los traductores, no apareciendo en el texto griego original. Si bien es importante señalar que, no significa que el texto no está inferir que las lenguas son "desconocido" para el hablante. El contexto deja claro que los idiomas que Pablo estaba discutiendo eran desconocidos. Por ejemplo, Pablo dijo que la persona que habla en un idioma no está hablando a los hombres, sino a Dios, porque nadie lo entiende (1 Corintios 14: 2). Si esto se refería a un idioma conocido por los hombres, entonces otros podrían entenderlo (Corinto era una ciudad portuaria que habría tenido gente de todas partes del mundo que hablaba todo tipo de lenguas, así que seguramente alguien entendería además de la altavoz). ¿Qué sentido tendría que decir que si hablo en español, que estoy hablando misterios? Yo no estaría hablando misterios, porque todos los demás creyentes españoles entenderían lo que estaba diciendo. Sin embargo, Pablo dijo que nadie lo entiende.

Si las lenguas que Pablo estaba discutiendo eran lenguas humanas normales, ¿por qué sería necesario un intérprete (1 Corintios 14: 5; 27-28)? ¿Cada persona en la congregación habla un idioma diferente? No. Además, el griego era el lenguaje del imperio. Mientras que la gente sabía otros idiomas, virtualmente cada persona en ese día hablaba griego. No habría necesidad de un intérprete, porque incluso si el tipo hablaba en algún idioma que sólo él conocía, también sabría griego y podría comunicarse con los demás en el idioma griego.

Si las lenguas que Pablo estaba discutiendo eran lenguas humanas normales, ¿por qué la persona que habla en ellas supone orar para que pueda interpretarlas (I Corintios 14:13)? ¿No los entendería naturalmente habiendo aprendido el idioma que está hablando? Por supuesto. La razón por la que necesita orar para interpretar el lenguaje es porque el lenguaje es desconocido para él.

Si las lenguas que se discuten son lenguas humanas normales ¿por qué Pablo dice que cuando ora en lenguas que su espíritu está orando, pero su entendimiento es infructuoso (1 Corintios 14:14)? Si fueran lenguas conocidas, él oraba en su entendimiento sería fructífero. Entonces, ¿qué decidió Pablo hacer? Decidió orar y cantar con el espíritu (en el contexto significa lenguas) y con el entendimiento (es decir, su lengua conocida). ¿Por qué contrastar estos dos (espíritu, comprensión) si Pablo se refiere solamente a lenguas conocidas?

Pablo agradeció a Dios que habló en lenguas más que a todos los corintios, pero prefirió hablar cinco palabras que él entendió para que toda la iglesia pudiera ser edificada de su discurso, y no sólo a sí mismo (I Corintios 14: 18-19). ¿Por qué Pablo contrasta el hablar en lenguas con las palabras con comprensión, si las lenguas a las que agradeció a Dios por haber hablado en más de los corintios eran lenguas que entendía?

Es evidente que las lenguas de que habla Pablo son lenguas desconocidas para el hablante por el aprendizaje natural, pero impartidas sobrenaturalmente al creyente por el Espíritu. Por eso sólo Dios entiende al creyente a menos que otro creyente interprete lo que se dice.

En el Libro de Hechos vemos que hablaban en lenguas "como el Espíritu les dio la palabra" (Hechos 2: 4). No era de iniciativa humana, sino de iniciativa divina. Incluso los espectadores se dieron cuenta de que era de origen divino, porque sabían que los que estaban en el aposento alto nunca podrían haber aprendido las lenguas en que hablaban, porque todos eran residentes de Galilea y no habían vivido en países donde pudieran haber aprendido Esas lenguas naturalmente (Hechos 2: 6-11).

No hay base bíblica para creer lenguas-hablando es de origen natural. Claramente son de origen sobrenatural, desconocido para el hablante en cuanto a su significado, a menos que se interprete.