BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

REFLEXIÓN: TODO LO QUE DIOS HACE ES PERFECTO

Este artículo fue enviado por:
Jimmy Ariel Rugama
Iglesia Apostólica de la Fé en Cristo Jesús
Managua-Nicaragua

Un Rey tenía un Siervo que, en todas las circunstancias, siempre le decía: Mi rey, no te desanimes porque todo lo que Dios hace es perfecto, no hay errores. Un día fueron a cazar y un animal salvaje atacó al Rey, el criado logró matar al animal, pero no pudo impedir que su Majestad perdiera un dedo. Furioso y sin mostrar gratitud, dijo el Rey: Si Dios fuera bueno, yo no habría sido atacado y perdido un dedo. El siervo respondió: A pesar de todas estas cosas, sólo puedo decirte que Dios es bueno y que todo lo que Él hace es perfecto, Él nunca se equivoca. Indignado por la respuesta, el Rey ordenó el arresto de su sirviente. Mientras fue llevado a prisión, le dijo al Rey otra vez: Dios es bueno y perfecto.

Otro día, el Rey salió solo para otra cacería y fue capturado por salvajes que usan a seres humanos como sacrificio. En el altar, los salvajes descubrieron que a el Rey le faltaba un dedo y fue puesto en libertad porque no se consideraba "completo" para ser ofrecido a los dioses. Al regresar al Palacio ordenó la liberación de su Siervo y dijo: Mi amigo, Dios fue muy bueno conmigo, yo estaba casi muerto y por falta de un sólo dedo, me dejaron ir,  pero tengo una pregunta: Si Dios es tan bueno, ¿por qué me permitió que te pusiera en prisión? Su siervo respondió: Mi Rey si usted no me hubiera puesto en prisión, yo lo habría acompañado y entonces yo habría sido sacrificado, porque a mí no me hace falta ningún dedo.

Todo lo que Dios hace es perfecto, Él nunca se equivoca. A menudo nos quejamos de la Vida y de las cosas negativas que nos suceden, olvidando que todo sucede con un propósito. Dios es bueno y perfecto. Una buena actitud hacia Dios te hace mover en su nombre. Simplemente siéntate y di: "Hoy estoy agradecido de que tuve un sueño tranquilo, de que estoy vivo, de que tengo un techo, de que tengo un trabajo, de que tengo familiares y amigos; sobre todo, estoy agradecido de tener a Dios en mi Vida. Ánimo sigue adelante luchando porque al final de la carrera veras la recompensa de nuestro Dios en tu vida de lo que estas esperando. No te detengas. Bendiciones en Cristo Jesús.