DEFENDIENDO LO QUE DIOS NOS HA DADO (Por: Elías Limones)