UN MENSAJE DE RESTAURACIÓN (Por: Jairo Sierra de Iglesia Pentecostal Unida de Colombia)