EL CUERPO GLORIFICADO (AL SER RESUCITADOS O TRANSFORMADOS)

  Por: Christian Duarte

EL CUERPO GLORIFICADO LA REDENCIÓN DEL CUERPO
Al resucitar Jesús no dejo de ser cuerpo físico. Y algunas de las necesidades físicas, como algunas capacidades se seguían manteniendo. Es por este motivo que se lee: que comía y bebía. Pero no necesitaba estas cosas para sobrevivir. Su cuerpo glorificado ya no estaba sujeto a las leyes naturales del espacio. Este cuerpo de Jesús es el modelo del cuerpo que tendremos los que resucitemos (En la primera resurrección) y seamos transformados en el arrebatamiento.

Dice Romanos 8:11 y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús, vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. Muy claramente el apóstol declara: que es el cuerpo mortal que murió, es el que volverá a tener vida en la Resurrección. Se lee que es el cuerpo mortal el que será vivificado y no el espíritu humano (Leer la redención del cuerpo).

Pablo sostuvo ante Agripa en Hch.26:8 La promesa que tenía arraigada en su corazón desde niño. Y Pablo testifica que él cree en la resurrección de entre los muertos. Y que justos e injustos resucitaran cada uno en diferente ocasiones. Unos para recibir Vida Eterna y otros para ser condenados y perdidos eternamente.

Para que exista resurrección se requiere que sea el mismo cuerpo que murió el que resucite. Pues no se puede hablar de resurrección sino es el mismo cuerpo que se levanta de entre los muertos. Y no se puede llamar resurrección espiritual, cuando fue la parte física la que murió. Y no se puede mencionar que tuvo un cuerpo espiritual al resucitar cuando los sepulcros quedaron vacíos.

El vocablo resucitar implica claramente la reproducción de algo que antes existió. Por eso Pablo escribió en 1 Corintios15:53 porque es necesario que esto (se refiere al cuerpo) corruptible se vista de incorrupción y esto (nuevamente se refiere al cuerpo) mortal se vista de inmortalidad.


CUERPO GLORIFICADO (METAMORFOSIS O TRANSFORMACIÓN)


En otras palabras Pablo se refiere al cuerpo físico que todos tenemos. Ese mismo cuerpo que es depositado en el polvo de la tierra será levantado. Y será la gloria del poder de Dios quien vestirá a ese cuerpo mortal, haciéndolo inmortal, es decir, para nunca más morir. Eso es lo que se entiende por cuerpo glorificado, aunque dicho término no es el apropiado.

Se lee en el N.T. en 1 Corintios 15:43 que ese cuerpo sembrado o sepultado en deshonra, se levantara, resucitará en gloria. Es la gloria que va a envolver al cuerpo físico a lo que nosotros denominamos cuerpo glorificado. Aún en Colosenses 3:4 se lee: que cuando Cristo nuestra vida se manifieste nosotros seremos manifestados con Él en gloria. Aquí se declara que la manifestación o resurrección será darle vida al cuerpo, y la gloria será tan envolvente que hará que este cuerpo sea eterno y lleno de gloria.

En Fil.3:21 Pablo dijo: El cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya. Por el poder con el cual puede sujetar a si mismo todas las cosas. Las Escrituras afirman que aunque el cuerpo este en un estado de putrefacción, este será transformado. El poder de Dios renovará al cuerpo a un estado de gloria. Nuestros cuerpos débiles y mortales serán semejantes al cuerpo de gloria que tuvo Jesús al momento de resucitar.

Según el diccionario el término transformar significa: modificar o alterar algo. Cambiar de forma pero seguir manteniendo su identidad. En otras palabras el cuerpo seguirá siendo cuerpo, lo que se modifica es la gloria de ese cuerpo. De un cuerpo terrenal pasa a ser transformado a un cuerpo glorificado, (Puedes ver ¿Cuerpos terrenales o celestiales?), pero no confundamos la palabra: cuerpo como si estuviéramos hablando de otro cuerpo diferente, cuando en realidad sigue siendo el mismo cuerpo.

En medicina el término transformar es utilizado cuando un nuevo cuerpo se integra al anterior. La persona sigue siendo la misma solo que esa operación brindó nuevos rasgos que antes no había. De aquí se da un paso para poder entender: que cuando el cuerpo físico resucite, la gloria de Dios le brindara conocimientos y habilidades que ingresarán al mismo cuerpo anterior, y estas nuevas modificaciones se las deberemos al poder de Dios.

Transformar proviene del latín (Metamorfosis) Y este término es utilizado cuando una oruga pasa de un estado a otro (mariposa). Es un traslado o transferencia de una estructura a otra del todo nueva. Note que la oruga sigue siendo oruga, pero con la diferencia que ahora tiene alas. El término meta del latín significa: más allá. Así que la transformación en el momento de la resurrección está más allá de cualquier pensamiento humano. Más allá de las capacidades y limitaciones que nuestro cuerpo posee en el presente. Solo la gloria y el poder de Dios modificará esas limitaciones.

En el latín esta palabra metamorfosis, era utilizada para referirse: a los cambios sufridos de un estado a otro. 

• Ejemplo: cuando se pasaba de la pobreza a la riqueza. si se nota es la misma persona pero su estatus económico fue transformado (metamorfosis). 
• Otro ejemplo de dicha palabra: hoy susana gano la lotería y experimento una (metamorfosis) ahora ella vive en una mansión sobre la playa y tiene un coche de lujo. 
• Siguiente ejemplo: hoy hay cielo oscuro y horrible. pero para mañana será soleado. (esto es metamorfosis) 
• En cada uno de estos ejemplos vemos que la metamorfosis produce cambios, modifica y altera pero se sigue manteniendo la esencia. 

Así será en la resurrección. El cuerpo físico se levantara de entre los muertos. y la gloria de Dios hará las modificaciones necesarias para adaptarlo a la eternidad. así sucedió con el cuerpo de Jesús. cuando el resucitó podía comer, ser tocado, caminar, verse y oírse por todos los que el quiso que lo vieran resucitado. 

Todas las actividades anteriores del cuerpo físico se mantenían todavía. pero la metamorfosis o transformación, hizo que este cuerpo ahora pudiera entrar a una habitación estando la puerta cerrada. Este mismo poder o gloria de Dios hizo que este cuerpo ascendiera, subiera a los cielos. 

Este cuerpo que fue humillado desde los días de adán, que fue creado para no morir, que tenía la capacidad de procrear estando en santidad, que tenía un cuerpo libre de enfermedades, envejecimiento y muertes, pero cuando el primer hombre peco lo perdió todo, toda la gloria que tenía se hizo deshonra, el pecado nos humillo y nos hizo sus esclavos. De ahí que Pablo dijo en fil.3:21 que el Señor Jesucristo transformará el cuerpo de la humillación nuestra…al cuerpo de la gloria suya. 

En 1 Corintios 15:51-52 Pablo reveló el misterio del arrebatamiento y resurrección de todos los santos. y dijo: que algunos en ese día estarán durmiendo (muertos, sepultados) y otros estarán despiertos (es decir vivos) pero en un abrir y cerrar de ojos todos seremos transformados, lo mortal se transformara en inmortalidad y lo corruptible en incorruptible. 

Notese que se lee que los muertos saldrán resucitados incorruptibles, pero no dice nada de que cuerpos espirituales saldrán de los sepulcros sino que todas las partículas disueltas se volverán a reunir y juntar de nuevo, y nuevamente formaran al cuerpo que será levantado de entre los muertos. No nos olvidemos que dios puede reconstruir este polvo deshecho, en el mismo cuerpo que fue antes; pues si en el principio tomo polvo, junto barro e hizo un hombre y soplo vida en el, así también lo volverá a hacer en la resurrección de entre los muertos. 

¿JESÚS RESUCITÓ EN CUERPO FÍSICO GLORIFICADO O RESUCITÓ EN CUERPO ESPIRITUAL? 

Según hechos 1:3 Jesús se presento vivo durante 40 días dando pruebas indubitables de que él había resucitado de entre los muertos, y que era él y no otro el que había resucitado. Hay que notar que dice que se presentó vivo dando a entender que antes estaba muerto. Las escrituras nos recuerdan que más de 500 hermanos le vieron resucitado, no era un fantasma, ni un espíritu sino que el cuerpo visto era el mismo que había sido colocado en aquella tumba, y por un espacio de 40 días fue visto y oído por sus fieles seguidores de aquellos días. Romanos 6:9 nos atestigua que el cristo resucito de entre los muertos, y que ahora vive. 

Todo el nuevo testamento declara que la tumba queda vacía, que el sepulcro fue abierto, y de igual manera se afirma que será hecho con todos los santos en el arrebatamiento de la iglesia. La biblia no habla de que su cuerpo fue robado, o que se disolvió en sus propios líquidos, ni siquiera se menciona que su muerte fue ficticia, o una mentira de aquellos días. Las escrituras solo afirman que realmente expiró en la cruz y murió por nuestros pecados, pero también afirma que el resucito de entre los muertos. 

Tanto los judíos como los cristianos entendían la resurrección en términos literales. Ninguno concebía la idea de una resurrección en cuerpo espiritual en donde los cadáveres siguieran en lazos de la muerte. En Job 19:25-27 se profetizó que nuestro redentor vive y que cuando el venga a la tierra sería levantado del polvo, y apoyado en esta verdad el patriarca profetizo diciendo que en su carne ha de ver a dios, y que sus ojos le verán y no otro. El varón de dios creía en una resurrección corporal y que él en todos sus sentidos literales vería a su redentor. 

En Isaías 26:19 se profetiza que terminado el armagedón y comienzo del milenio, los muertos vivirán y los cadáveres resucitarán, y que la tierra dará sus muertos. Esto es también lo que se lee en Apocalípsis 20:4. La resurrección de entre los muertos era un hecho aceptado en la enseñanza y en la creencia popular judía. Era una doctrina enseñada en las escuelas del sanedrín basado en las enseñanzas del antiguo testamento. 

Cuando Pablo estuvo ante félix dijo en Hechos 24:14-15 que él estaba siendo juzgado como hereje, pero que él creía en la ley y en los profetas y también mantenía la esperanza de la resurrección de entre los muertos. 

En Mateo 22:23-33 Jesús les dijo a los saduceos que ellos no entendían las escrituras y que al negar la resurrección estaban negando el poder de Dios, así que deja entrever claramente la resurrección como un evento próximo a suceder, y que será literal en toda la tierra. Jesús da su respuesta tirando por el suelo la tesis sustentada por estos religiosos y luego afirma que Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos. 

En Juan 11:25 el Señor prometió que él era la resurrección y la vida y el que cree y este muerto vivirá. Los evangelios dan énfasis en que los muertos volverán a vivir y es el cuerpo físico el que se volverá a levantar. Este cuerpo, órgano vivo o parte exterior es el que resucitara. Es el mismo cuerpo que muere y es depositado entre lagrimas y es el que volverá a la vida; pues para Dios no hay nada imposible. 

En Juan 5:28-29 leemos que todos los que están en los sepulcros oirán su voz y todos en diferente orden de tiempo serán resucitados. Si no son los mismos cuerpos los que resucitan ¿qué necesidad hay de abrir las tumbas? si solo son cuerpos espirituales vistos solo por algunos, ¿para qué entonces abrir los sepulcros?. Es importante entender que las tumbas no pueden hacer entrega de otros cuerpos que no sean los mismos que allí fueron sepultados, solo lo que está muerto es lo que puede resucitar. 

Además Eclesiastés 12:7 nos afirma que el polvo (cuerpo físico) vuelve a la tierra, como era, y el espíritu vuelve a Dios que lo dio. En otras palabras muy claramente se entiende que cuando los sepulcros se abran, será para que salga el cuerpo que es el polvo de la tierra puesto que el espíritu humano está con el señor, que fue quien lo dio desde el principio a todos los hombres. Este no está en el sepulcro, sino con Dios; por lo tanto no puede levantarse un cuerpo espiritual. 

En Daniel 12:2 se lee que muchos que están durmiendo en el polvo de la tierra serán despertados. Cuando las escrituras mencionan el dormir lo hacen en referencia al cuerpo físico y no al alma o al espíritu humano, es el cuerpo quien duerme y el mismo será despertado. Todos los pasajes revelan y dan indicio de que el cuerpo sepultado habrá de resucitar en su orden respectivo. En 1 Tesalonicenses 4:14 Pablo insiste que Cristo murió y resucitó y que todos los creyentes experimentarán la resurrección también. 

¿QUÉ SIGNIFICA SORBIDA ES LA MUERTE EN VICTORIA? 


En 1 Corintios.15:54-55 el apóstol utiliza la expresión: sorbida es la muerte en victoria. El diccionario define esta palabra sorbida como: atraer, o retener un cuerpo. Es la capacidad que tiene un cuerpo solido para atraer hacia sí mismo a un cuerpo que está en estado líquido. 

• Ejemplo: el pan (solido) sorbe mucha agua (liquido). 
• También este término sorber es utilizado cuando se bebe aspirando con la boca a través de un tubo hueco (ejemplo al tomar una gaseosa)
• Así también sucederá en la resurrección, el cuerpo físico sorberá a la muerte, teniendo victoria sobre ella.

Según las escrituras existen 3 tipos de muerte: 

1. Física, cuando el hombre muere completamente en todo los sentidos. 
2. Espiritual, cuando vive lejos de dios y practica el pecado. 
3. Eterna, cuando va al infierno pues murió físicamente en sus delitos y pecados espirituales. 

Preste atención que el cuerpo de Cristo, experimentó la muerte física, pero como estaba sin pecado, no experimento la muerte espiritual como todos nosotros. En otras palabras, si el cristo resucito en cuerpo espiritual, tendría que haber muerto espiritualmente como todos los demás hombres porque solo de esa manera seria sorbida la muerte espiritual. Las escrituras hablan de su muerte física y es por eso que se levantó con el mismo cuerpo sorbiendo de esta manera a la muerte, y alcanzando la victoria sobre ella. 

En Juan 2:19-21 vemos a Jesús declarando a los religiosos acerca de su resurrección corporal. Afirmar simplemente que resucitó de entre los muertos no es suficiente; pues se debe declarar que Jesús resucitó físicamente de entre los muertos, a menos que las mismas palabras de Jesús sean negadas; pues dijo "destruid este templo, y en tres días lo levantare… mas él hablaba del templo de su cuerpo", por lo tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto.

Declaramos que una resurrección espiritual no es una resurrección del cuerpo, y sin la resurrección del cuerpo, entonces la muerte no fue conquistada ni sorbida en victoria. Esto daría como resultado que vana es nuestra fe. 

¿CUERPO FÍSICO GLORIFICADO O UN CUERPO ESPIRITUAL? 

En Hechos 13:34-37 se afirma que Jesús se levanto de entre los muertos para nunca más volver a corrupción. Se entiende muy claramente que su cuerpo no vio corrupción, y se menciona al cuerpo que se levantó y que no fue dejado como tantos cuerpos para llegar a ser polvo y parte de la tierra. Jamás se menciona una resurrección en espíritu sino que su cuerpo fue levantado y la tumba quedo vacía. 

En Hechos 1:9-11 se hace mención que después de 40 días que Jesús estuvo con sus discípulos, fue alzado al cielo y desapareció entre las nubes. No dice que desapareció en el aire o que ellos vieron un cuerpo espiritual, solo se da el detalle que mientras ellos lo veían subir, una nube lo recibió y lo oculto de sus ojos. Luego dos ángeles se aparecieron diciéndoles que de la misma manera que se lo vio ir al cielo, así vendrá y será visto en los aires durante el arrebatamiento de la iglesia. Durante el arrebatamiento lo vera la iglesia cuando seamos transformados, pero en la segunda venida lo verá el mundo entero; pues Apocalípsis 1:7 nos dice "he aquí que viene con las nubes, y todo ojo le vera…" y no se hace mención de un cuerpo espiritual, sino de un cuerpo físico visible y lleno de gloria descendiendo en armagedon y estableciendo su reino. 

El profeta dijo en Zacarías 13:6 que Israel reunido en el día del juicio de las naciones le preguntara ¿qué heridas son estas en tus manos? y él les responderá con ellas fui herido en casa de mis amigos. Si se presta atención no solo su nombre será revelado a Israel como dice Isaías 52:6 sino que las heridas de la crucifixión todavía estarán como una prueba visible a Israel. En otras palabras el Cristo subió a los cielos y se sentó en la majestad con un cuerpo físico glorificado manteniendo aun la prueba en sus manos y en su costado para ser presentada a Israel el día en que el descienda tal cual Israel lo espera. 

En Lucas 24:39 se desató el misterio y la revelación descendió hasta nuestros días, pues todavía hay creyentes que dudan de una resurrección corporal, y se inclinan a la idea de una resurrección espiritual debido a malas interpretaciones de las escrituras o a textos sacados de contextos que resultan siempre en un pretexto, y debido a esto todavía siguen enseñando herejías. 

Cuando Jesús se presentó a sus discípulos en una de esas ocasiones dijo mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy, palpad y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo. Cada uno de los presentes fue desafiado a palpar y ver todos tenían que llegar al convencimiento de que Jesús, su maestro estaba vivo. No era un Jesus utilizando un cuerpo parecido al que tenia antes de su muerte, sino que el mismo era, y todas las pruebas de la crucifixión todavía estaban en dicho cuerpo. 

Él les declaro que no era un cuerpo espiritual materializado para el momento, les dijo: yo mismo soy. No era un espectro, un fantasma o un espíritu, sino que Jesús había resucitado literalmente. Él no estaba aparentando ser humano sino que el era el mismo cristo que había estado siempre con ellos. El Cristo resucitado declara específicamente que él tiene carne y hueso, pero no dice nada de carne y sangre; pues las escrituras revelan que su sangre fue derramada en ofrenda expiatoria de la cruz. Parece ser un juego de palabras, pero lo cierto es que no lo es, puesto que cada palabra está inspirada en la biblia, y si alguna palabra aparece escondida, es porque de seguro hay una razón. Para la mente carnal, natural creer que un espíritu se levante es más fácil de creer que un cadáver resucite. 

En Hebreos7:25 se lee que el Cristo puede salvar perpetuamente a los que por medio de él se acercan a Dios. También nos dice el escritor que él vive siempre para interceder por nosotros. Aquí es importante destacar que para que Jesús sea un sacerdote, era obligatorio que sea 100 % un hombre en todos los términos debido a esto Dios tuvo que manifestarse en carne; pues un espíritu no podía llenar estos requisitos que la ley exigía y por eso ningún ángel podía ser el mediador. 

Así que si Jesús hoy solo tuviera un cuerpo físico de carne, pero no glorificado, entonces seria mortal y su sacrificio perderían eficacia; por lo tanto, Él ya no podría seguir adelante con su sacerdocio ni su sangre como cordero perfecto podría interceder por nosotros, pero lo cierto es que el subió con un cuerpo glorificado para no morir y seguir cumpliendo su función de sumo sacerdote. 

Hebreos 12:22-24 nos da a entender que la sangre de Jesús es una de las cosas que veremos en el cielo. Nótese que el libro de los hebreos no muestra la sangre de Jesús dentro del cuerpo glorificado. La sangre no está manteniendo al Cristo vivo sino que la sangre esta rociada como testimonio de nuestra redención. 

En 1 Timoteo 2:5 se presenta a Jesús no solo como el mediador, sino como Jesucristo hombre. En esa condición hombre, (cuerpo glorificado) está sentado en la diestra de Dios, único lugar que pertenece a la divinidad y no sentado con Dios, sino sentado en su trono, el que siempre le correspondió, pues Jesús es Dios. Lo mismo se lee en Mateo 26:64 Jesús dijo: "…desde ahora veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios y viniendo en las nubes". 

Solo Jehová viene en las nubes y Jesús es Jehová, pues reclamó ser Jehová del Antiguo Testamento. Ellos interpretaron que él había dicho blasfemia, pero este tema no es un estudio de la unicidad de dios; así que lo que importa en este momento es entender que Jesús está en el cielo en este momento, pero no con un cuerpo espiritual, diferente al que tenia. sino que está sentado y puede ser visto como el hijo del hombre. 

Él todavía sigue estando con su velo resucitado, como nuestro abogado, mediador, el Jesucristo hombre. Aún todas las profecías hablan de Jesucristo regresando como el hijo del hombre y esta terminología se refiere a su naturaleza humana, mientras que hijo de Dios, se refiere a su naturaleza espiritual (Doble naturaleza de Cristo).

Miremos bien Mateo24:30 "entonces aparecerá la señal del hijo del hombre en el cielo, y entonces lamentaran todas las tribus de la tierra, y verán al hijo del hombre viniendo en las nubes del cielo con poder y gran gloria". Para que esto suceda, el cuerpo físico llamado (hijo de hombre) tiene que ser transformado por el poder y la gran gloria de Dios, y es a este cambio lo denominamos: cuerpo glorificado. 

EL TÉRMINO PARUSSIA 


Esta palabra griega significa venida visible. y es utilizada en varias ocasiones para referirse a la venida de Jesús, por ejemplo, es utilizado en 2 Tesalonicenses 2:1 en su traducción de venida. Aún Hechos 1:11 la emplea al decir: "Así vendrá como le habéis visto ir al cielo". 

Parussia del griego koine, es un forma de participio presente que deriva del verbo pareimi, y se traduce también como venida visible, o presencia física, y era utilizada en aquellas épocas como para referirse a la presencia de la realeza o de visitantes que venían en una misión oficial. Así que parussia nos afirma que Jesús subió con un cuerpo físico envuelto en gloria, y no con un cuerpo espiritual que se materializaba de diferentes maneras según la ocasión. 

¿A QUÉ SE REFIERE 1 DE CORINTIOS 15:44-45 (CUERPO ESPIRITUAL Y CUERPO ANIMAL? 


Se siembra cuerpo animal, resucitara cuerpo espiritual, hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. Nótese que cuando las escrituras usa el termino soma, se esta refiriendo al cuerpo físico, al cuerpo de carne que nosotros poseemos. El término espiritual es utilizado en las escrituras para remarcar un comportamiento sobrenatural, y se lo utiliza para separar lo carnal, de lo espiritual. 

Así que cuando utilizamos la expresión cuerpo espiritual estamos refiriéndonos que ese cuerpo físico esta con la facultad de ejercer tareas sobrenaturales y de ninguna manera estamos diciendo que es cuerpo de espíritu. Es por esto que al nacer espiritualmente por medio de la palabra, podemos ejercer los dones espirituales que no lo podríamos ejercer si fuéramos solo carnales. 

Cuando la biblia dice cuerpo carnal y cuerpo espiritual, no se refiere a dos cuerpos distintos, es decir, uno de carne y otro de espíritu, sino que se está refiriendo a que uno esta corrupto debido al pecado que practica, mientras que el otro esta libre de corrupción, y contaminación del pecado. 

En 1 Corintios 15:45 se lee que fue hecho el primer hombre Adán, alma viviente, y el postrer Adán, espíritu vivificante. Es aquí en donde se quiere presentar la doctrina que Jesús resucito en espíritu, pero si lo lees detenidamente este versículo no nos dice nada sobre el cuerpo físico, solo nos dice que el hombre natural es almatico, mientras que el segundo hombre es espiritual; pero no se refiere al cuerpo, sino a su estado de relación con sus semejantes, y con Dios. 

Importante es entender estas dos terminologías utilizadas en el nuevo testamento. Soma: cuerpo y sarx: carne. El gnosticismo que era un movimiento herético en días apostólicos, negaba la resurrección corporal y afirmaba que la resurrección era espiritual. Dicha postura hereje todavía es observada por los testigos de Jehová en la actualidad. 

Nótese también que la palabra sarx del griego carne, es utilizado para hablar del hombre en su condición de debilidad y mortalidad. No siempre se la utiliza para hablar de la carne del cuerpo, sino más bien la utilizan como sinónimo de oposición al espíritu; mientras que cuerpo del griego soma, es utilizado para hablar de la materia externa, que está envuelta en carne. 

UN CUERPO INMORTAL ES UN CUERPO GLORIFICADO 

Al mencionar cuerpo inmortal, estamos refiriéndonos que este cuerpo no volverá a morir; pues un cuerpo glorificado no está situado en el espacio, ni en el tiempo, pero puede hacerse presente a su voluntad donde quiera y cuando quiera. No estoy hablando de un cuerpo distinto al que poseemos, sino que la gloria que lo envuelve como una película transparente, es la que marca la diferencia. 

Cuando Jesús resucitó, su cuerpo realizó actividades fuera de lo ordinario, pues leemos en Juan 20:26-29 que entró a la habitación estando la puerta cerrada, y es aquí donde algunos alegan diciendo que ese no era un cuerpo físico, sino un cuerpo espiritual pues solo los ángeles pueden hacer estas apariciones debido a que son espíritu. 

Sin embargo, no te olvides que Jesús es el creador de todo lo que existe y puede disponer y re acomodar las estructuras molecular de cualquier materia según su voluntad. Permítete también recordarte, que Jesús hacia muchas cosas milagrosas con el cuerpo físico durante su ministerio; pues leemos que sin tener un cuerpo glorificado, el caminó sobre el mar y esto no es comprensible a la razón humana, pero nuestro Dios manifestado en carne lo hizo igual. 

Cuando caminó sobre el mar, incidente sorprende, pero nadie ve lo imposible del cuerpo físico al realizar dicha actividad. Él no dejó su cuerpo físico, y lo transformo en otro cuerpo para realizar esta obra. Si podemos por fe aceptar estos milagros cuando el todavía estaba vivo, de igual manera lo hizo cuando Él resucito. Así que, si podía caminar sobre el mar, también podía entrar en habitaciones cerradas, sin dejar de tener el mismo cuerpo físico que tenia antes, y todo esto lo hizo sin ser un espíritu, un ángel, sino simplemente un hombre. 

Lo mismo sucedió en la tentación, cuando el terminó sus 40 días de ayuno, pues leemos en Mateo 4:5-8 que Satanás lo llevo a Jerusalén en su cuerpo físico y luego de ahí lo llevo a un monte muy alto. Esto no era una visión sino que en realidad su cuerpo fue transportado de un lugar desértico al pináculo sagrado del templo. 

Aún Felipe después de bautizar al eunuco en Hechos 8:38-39 fue arrebatado de delante de los ojos de aquel hombre por medio del Espíritu del Señor y cuando él se dio cuenta de lo sucedido, ya se encontraba en azoto y sin tener un cuerpo glorificado, sino solo un cuerpo físico, ellos rompieron las barreras del sonido, y enfrentaron la gravedad y todas las limitaciones del cuerpo físico, y a ninguno de nosotros nos sorprenden estas acciones del cuerpo físico. Pero cuando entramos a la resurrección de Jesucristo, ponemos limitaciones al cuerpo físico diciendo que esto es imposible y nos olvidamos que todo está bajo el poder y la gloria de Dios que todo lo hace posible. 

Aún se lee que Jesús al principiar su ministerio fue tomado por los religiosos en Lucas 4:28-30 y fue llevado a la cumbre del monte para despeñarlo, pero el pasó por en medio de ellos y se fue sin ser visto. En este incidente hemos de creer que Jesús tomó un cuerpo diferente o acaso el ya estaba cambiando de cuerpo durante su ministerio; pero la respuesta es no, simplemente el cuerpo físico se adaptó a la voluntad de Dios y al poder que hizo y hace posible todas las cosas. 

En Mateo 17:1-13 se lee que su cuerpo físico se transfiguro delante de tres discípulos y que resplandeció su rostro como el sol y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. Estos sucesos sucedieron antes que el muriera, solo un cuerpo glorificado puede resplandecer de esa manera y debido a esto los discípulos sintieron gran temor y se postraron sobre sus rostros. En otras palabras se les dio un vistazo a la eternidad y ellos vieron lo que sería el cuerpo glorificado de Jesús después de la resurrección. 

Su cuerpo físico fue envuelto en gloria, sin dejar de ser un cuerpo natural; pues si miramos con atención se les mando que no dijeran nada hasta que el Cristo resucitara, porque decirlo anteriormente seria un poco difícil de aceptar, pero cuando el resucitó todos le vieron de esta manera. Ellos vieron el mismo cuerpo transfigurado en gloria que tiempo atrás vieron solo 3 discípulos. 

Lucas 9:30-36 nos dice que misteriosamente aparecieron Moisés y Elías y empezaron a hablar de la partida del señor, y todos esos cuerpos estaban rodeados de gloria. Se les reveló a estos discípulos la resurrección y la partida de esta tierra, sin que ellos lo entendiesen en ese momento; pues una nube los cubrió inclusive a ellos, mostrando así el arrebatamiento de la iglesia en diferentes dispensaciones, tanto de la ley (Moisés), como en la de los profetas (Elías). Luego dicha nube misteriosamente hizo desaparecer a estos dos grandes varones del antiguo testamento. Ellos aparecieron súbitamente y desaparecieron de igual manera. 

Los discípulos quisieron hacer enramadas pues no sabían lo que decían ya que un cuerpo glorificado no esta sujeto a las debilidades humanas, no experimentan el cansancio o la fatiga por el calor sino que va mas allá de los límites a los que las leyes naturales nos someten. 

EN ÉL HABITA CORPORALMENTE TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD ¿QUE SE PUEDE DECIR DE COLOSENSES 2:9? 


El verbo habita, se encuentra en el presente simple y no hace mención a un pasado sino a un presente todavía. Si miramos bien, esta epístola fue escrita después de la ascensión de Cristo al cielo y Pablo testifica por medio del Espíritu Santo, que Jesús se encuentra en el cielo en un estado corporal. En otras palabras esta diciéndonos, que el Cristo tiene un cuerpo físico glorificado y que toda la plenitud de Dios todavía esta en ese cuerpo, y que así permanecerá toda esa gloria, hasta que sus enemigos sean colocados bajo sus pies. 

CARNE Y SANGRE NO PUEDE HEREDAR EL REINO DE DIOS

Que significa 1 corintios 15:50 al decir que carne y sangre no pueden heredar el reino de Dios. Los que con ligereza interpretan estos versículos, creo en lo personal que, tendrían que revisar y corregir sus puntos de vista en lo que concierne a los términos carne y sangre. 

También creo que no deberían sacar al versículo 50 del contexto, puesto que los versículos siguientes nos aportan un poco de claridad sobre el asunto tratado. El término carne y sangre, es una frase utilizada para designar el estado natural y carnal del hombre y no a que el cuerpo de carne no entrara en el cielo. Normalmente las escrituras emplean el uso de carne para referirse al modo de vivir pecaminoso. 

Cuando Pablo dice no heredarán el reino de Dios, se está refiriendo a que estamos adaptados a lo terrenal, y sujetos a la corrupción del pecado, y por lo tanto, es necesario experimentar una transformación como Cristo lo hizo en la resurrección. 

Solo la transformación del cuerpo dicen los versículos 51 al 57 de primera de Corintios, hará posible que entremos en el cielo mismo. Es importante que lea el contexto, pues después de mencionar la carne y sangre, Pablo introduce el cambio de lo mortal en inmortal, dándonos a entender que la transformación es lo que le permitirá al hombre entrar. 

Notemos que 1 Corintios 15:54, usa la terminología vestirse de… y esto se traduce como: añadirle algo al cuerpo, y no como el quitarle algo. Por este motivo Pablo dice que esto mortal (el cuerpo físico, de carne y sangre) se vestirá de inmortalidad. En otras palabras será el mismo cuerpo de siempre, pero es su vestidura lo que marca la diferencia. Esta vestidura no le permitirá volver a su estado anterior de mortalidad y corrupción. 

Desde el libro de levítico 17:14 se nos enseña que la vida de toda carne es su sangre. En otras palabras en la sangre esta la vida, pero en el momento de la resurrección todos los creyentes que están vivos, no serán vaciados de su sangre sino que serán transformados. No existe otro registro bíblico que nos diga que no entraran al cielo solo por tener carne y sangre. Por este motivo no podemos hacer una doctrina de un solo texto, pues al analizar todo lo tratado hasta el momento, tendremos que lograr interpretar correctamente este versículo. 

En el arrebatamiento, los muertos en Cristo serán resucitados en cuerpo físico y los que están vivos serán transformados para recibir al señor en el aire. Esto es lo que enseña 1 Tesalonicenses 4:16-17 y no se dice nada de sacarles la sangre, pues la sangre ya no será el factor importante dador de la vida. Aunque si bien ella seguirá estando, pues es parte del cuerpo, pero ya no lo sustentara como lo hace en tiempo presente ya que la vida eterna sera lo que sustentara al cuerpo glorificado. 

Es algo así como Apocalípsis 21:23 en donde se lee: "la ciudad no tiene necesidad del sol ni de la luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el cordero es su lumbrera. Aquí entendemos que el sol y la luna seguirán estando pero no cumplirán la función que hoy tienen. 

¿Pero para que estarán si no han de alumbrar? y la respuesta la tenemos en Jeremías 31:35.37. El Señor prometió a Israel, que mientras estos astros estén en el cielo, el cumpliría sus promesas para con ellos. En otras palabras si estos astros dejaran de estar, la descendencia de Israel dejaría de existir también, así que estos astros estarán en la eternidad como un memorial de su promesa, aunque no cumplan su función de siempre. 

De igual manera sucederá con la sangre en el cuerpo glorificado, ella estará en el cuerpo pues siempre fue parte del cuerpo; pero ya no mantendrá la vida sino que la vida eterna mantendrá al cuerpo transformado. Es por este motivo que se lee que la sangre no entra y no es porque tenga pecado, sino porque ya no mantiene con vida al cuerpo glorificado. 

En lo que concierne a la carne, ella no entrará pues representa a la naturaleza caída, pecaminosa, pero nada se dice aquí del cuerpo, sino solo de la carne y lo que ella representa. Préstese atención que no se puede levantar un cuerpo sin carne ni sangre. Tampoco se lee que Dios vaciara los cuerpos resucitados de la sangre que poseen. Así que en los versículos siguientes Pablo nos afirma que todo el cuerpo será transformado en aquella hora de la resurrección. 

El hombre se levantará de entre los muertos completamente en todo su ser. En 1 Tesalonicenses 5:23 está escrito: "y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro señor Jesucristo". El hombre tripartito, será levantado en la resurrección, así que no debemos separar al ser pensando que el cuerpo físico no se levantrá, y que solo el espíritu lo hará; pues esto no es lo que encontramos como verdades en la palabra de Dios. 

Todo el ser: 

• Todo el cuerpo (con carne, sangre y huesos) 
• Todo el espíritu humano ( que produce la relación con Dios, el soplo de vida) 
• Toda el alma (razón, sentimiento, emociones, corazón, mente, fuerza) 

Todo el ser, será levantado cuando el Señor Jesús venga en su venida a buscar a la iglesia y luego cuando venga para juzgar al mundo. Todo el ser tiene que ser guardado en santificación, irreprensible. Que no exista pecado del cual Dios lo reprenda en su venida. 

MUERTO EN LA CARNE PERO VIVIFICADO EN EL ESPÍRITU ¿QUÉ SIGNIFICA 1 PEDRO 3:18-20? 


Los términos carne o espíritu, se están refiriendo a la manera de vivir. Al decir carne, se está enfocando la carnalidad o lo pecaminoso. En cambio al decir espíritu, se está enfocando en la espiritualidad, o vida piadosa que agrada a Dios. 

Un ejemplo de esto lo tenemos en Romanos 8:8-9 en donde se escribió que los que viven según la carne no pueden agradar a Dios, mas vosotros no vivís según la carne sino según el espíritu. Aquí se lee que quien tiene el Espíritu de Dios vive en el espíritu. Mientras que los que no lo tienen, viven en la carne. 

Pablo no ve gente con cuerpos espirituales invisibles, caminando por ahí en vida piadosas, y gente con cuerpos visibles carnales, andando por ahí viviendo en pecado. Pablo solo está haciendo mención del estado antes y después de recibir o rechazar a cristo. Si entendemos estas expresiones, entonces podemos entender 1 Pedro 3:18-19 siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en el espíritu. 

Nótese que dice espíritu con (e) minúscula y no con (e) mayúscula, pues esto nos hace entender que está hablando del espíritu humano y no del Espíritu Santo y el texto se está refiriendo al momento en que Jesús murió y no al instante en que Jesús resucitó. 

Pedro afirma que el Cristo en verdad fue muerto en su cuerpo de carne y fue en ese momento que descendió a las partes más bajas del infierno, pero Pedro declara también, que este descenso no lo hizo en su carne sino en su espíritu. 

No habla aquí de una resurrección espiritual, ni mucho menos de una resurrección corporal sino de una predicación en el espíritu, después de su muerte a los espíritus encarcelados. El fue vivificado en el espíritu, es decir que tuvo vida en el espíritu para anunciar y predicarles a estos antidiluvianos. Que quede bien claro que este suceso fue cuando él murió en la carne y no cuando el resucitó en todo su ser, en la carne, en el espíritu y en el alma. Solamente habla de la resurrección en el verso 21-22 cuando habla del bautismo. el cual representa muerte y resurrección. 

Puesto que la palabra griega para resurrección es anastasis, y su significado es: ponerse en pie nuevamente, o levantarse de entre los muertos. Dice el apóstol Pedro que cuando Cristo resucitó, recién ahí subió a los cielos porque anteriormente había descendido a las partes más bajas de la tierra. 

En Efesios 4:8-10 se da una descripción de lo sucedido en 1 Pedro 3:18.19 cuando dice que primero descendió y luego subió, y que el mismo que subió es el mismo que primeramente bajó. Al descender lo hizo en el espíritu. puesto que fue y predicó a los espíritus encarcelados; pero luego cuando resucitó, llevo cautiva la cautividad, y con esto Pablo solo da por asentado una verdad bíblica, pues cuando un justo moría en el A.T. este no subía al cielo, sino que descendía a las partes más bajas de la tierra, y allí existía un lugar en donde estaban los perdidos separados de los justos, simplemente por una gran sima. No dice cima refiriéndose al pico de una montaña bien alta, sino que Lucas 16:26 dice sima hablando de una cavidad o pozo profundo. En otras palabras el seol estaba separado del seno de Abraham por ese pozo muy profundo. 

Cuando cristo resucitó, es decir, se levanto de entre los muertos, ya no fue su espíritu sino todo ser quien se levantó. Subió por encima de todos los cielos y llevo cautiva la cautividad. Se llevo a los justos que estaban cautivos y los introdujo al paraíso, en donde están hasta el día de la resurrección de todos los santos. 

Luego se escribe de este suceso en Hechos 2:14-17 cuando dice que el Cristo participó de carne y sangre y fue semejante a todos los hombres. Cuando murió en su carne fue para destruir al que tenia el imperio de la muerte es decir el diablo. En su espíritu fue y socorrió no a los ángeles caídos y encarcelados, sino que socorrió a la descendencia de Abraham, es decir, a los hijos de la fe de este patriarca, pero solo los llevó al paraíso cuando la resurrección de su cuerpo fue realizada. 

Así que cuando miramos todos los versículos en unanimidad, encontramos que la verdad es revelada y las suposiciones desaparecen, porque están fundadas sobre creencias y mentiras de religiones paganas. 

¿CÓMO SE EXPLICA QUE JESÚS FUE VISTO DE DIFERENTES FORMAS DESPUÉS DE LA RESURRECCIÓN? 


En Lucas 24:16 se describe a dos discípulos camino a la aldea de Emaús. Es aquí donde algunos dicen que Jesús no fue conocido porque tomo un cuerpo diferente puesto que su cuerpo espiritual no tenía una sola forma específica. Esto no es lo que dicen las escrituras. Si presta atención al versículo citado, notará que los ojos de ellos estaban velados (en oscuridad) para que no le conociesen. En otras palabras, existía aquí un propósito de parte de Dios. Si ellos no le conocieron no fue porque Jesús cambio su cuerpo sino porque así estaba determinado que sucediera. Luego en el verso 31, Él mismo les abrió los ojos y fue allí que le conocieron, pero el desapareció de su vista. Aun el verso 15 nos dice que Jesús mismo se acerco y caminaba con ellos. Era Jesús y no otro cuerpo diferente. 

En Mateo 20:11-18 María Magdalena se encontró con Jesús pero ella no le conoció. Es aquí en donde algunos nuevamente dicen que como era un cuerpo espiritual, tomo el cuerpo de un hortelano. Nuevamente discrepamos a esa postura de interpretación errónea. Si María no conoció a Jesús fue porque Mateo 20:1 nos dice: "…fue de mañana, siendo aun oscuro…" 

Además de lo anterior expuesto, ella estaba llorando y el dolor que tenía la había cegado por completo. Por eso el verso 14 nos dice que ella vio a Jesús, pero no sabía que era Jesús. Ella solo pensaba que era el hortelano que cuidaba el lugar. Pensaba que era otra persona, pero no nos dice la palabra de Dios que así fuera. Solo cuando Él hablo en el verso 16, ella se volvió y le reconoció por su voz. Así que ella no estaba tan cerca de Jesús como para poder distinguirle en una mañana todavía oscura. 

En Juan 21:1-14, una vez más algunos afirman que este era un cuerpo espiritual, puesto que los apóstoles no le conocieron, pero si miramos el contexto ellos estaban en el mar, mientras que Jesús estaba en la playa. Recién estaba amaneciendo y solo le reconocieron cuando él les mando tirar la red, pues esta se había llenado de pescado como sucedió el día en que le conocieron. 

En Mateo 14:26 se registró que cuando Jesús estaba ejerciendo su ministerio, fue confundido con un fantasma, o espíritu. Acaso hemos de pensar o suponer que Jesús ¿tenía un cuerpo espiritual? puesto que a un cuerpo físico esta acción de caminar sobre las aguas le es imposible. Además el contexto nos muestra que ellos no le conocieron, y le confundieron con un fantasma, pero era el mismo maestro de todos los días, y no tenia un cuerpo diferente. Él en esa noche apareció caminando sobre las aguas, y lo más sorprendente que Pedro lo hizo también.

En lo mencionado anteriormente, no vemos aguas congeladas como lo presentan algunos eruditos científicos hoy en día, ni tampoco estuvo en la orilla en donde había poca agua puesto que Pedro lo hizo también, y cuando este se hundió, Jesús lo ayudo, hasta que ambos llegaron caminando a la barca. Así también sucedió en todos los casos después de la resurrección. Jesús no cambio su cuerpo cuando realizaba un milagro. Tampoco lo hizo cuando resucitó de entre los muertos. Él solo lo realizo y nosotros por la fe lo creemos posible. 

¿RESURRECCIÓN O REENCARNACIÓN? 

Cualquier persona que cree que Jesús después de la resurrección tomo diferentes cuerpos, debería prestar atención a todo lo expuesto en este estudio, pues quien no cree que el cuerpo físico resucitó, esa persona no está creyendo en la resurrección sino en la reencarnación. 

Esta última palabra usada en la new age (nueva era) enseña: que las personas fallecidas pueden volver a la vida pero en diferentes cuerpos. estas enseñanzas son herejías y blasfemia a la palabra de Dios. 

La palabra griega anastasis que se traduce en resurrección tiene el significado de ponerse en pie, o de levantarse de entre los muertos, y lleva la idea de que lo que fue depositado en la tierra, es lo mismo que tiene que levantarse. 

Marcos 16:12 nos dice: "pero después apareció en otra forma a dos de ellos que iban camino yendo al campo". Un punto fuerte para que algunos aleguen acerca del cuerpo espiritual, pues ellos hacen hincapié en que Jesús se apareció en otra forma. Así que el ya no era quien fue sino que tomo otro cuerpo, pero miremos que dicen las escrituras realmente, al utilizar estos mismos términos. 

La expresión otro, otra, en el griego original (alos) significa: de otra manera diferente a lo usual. Un claro ejemplo que la gente común usa de este término es: desde que conocí a Cristo soy otra persona. Muy claramente se nota que la expresión otra, no lo ha hecho otro cuerpo, pues el cambio a sido solamente en otras áreas de su vida. 

Así que dicha terminología se refiere a que no se presentó a todos de igual manera si no de diferentes manera de acuerdo a las circunstancia, pero no se menciona cambios de cuerpos (reencarnación), sino que con el mismo cuerpo mostró distintos aspectos o cambios según su voluntad. No se menciona al cuerpo, sino a sus apariciones que nunca fueron iguales. Cada una fue de una manera diferente. 

En el griego hay 2 maneras para decir forma: 

• Una es: morphe 
• La otra es: shema

Marcos 16:12 utiliza la palabra morphe (forma) que su traducción seria: apariencia que un cuerpo, persona, o cosa utiliza para ser visto. En otras palabras abarca lo externo, es como hablar de la vestimenta o rasgos de una persona, aunque no se refiere al cuerpo en sí, sino a lo externo del cuerpo. A esa parte externa morphe, la traduce como forma que no cambia. En cambio shema abarca la forma, figura del cuerpo que si tiene cambios. 

En Filipenses 2:6-7 se utilizan estas dos terminologías. Fíjese que dice que Cristo en forma (morphe) de Dios no estimó, ni se aferro en ser igual a Dios, puesto que el ya era Dios. Cuando Jehová (Dios) se hizo carne, el siguió manteniendo la forma (morphe) de Dios. Su ideal no era ser Dios, pues esto el ya lo era, y por estar en carne, o cuerpo físico, no dejo de ser Dios porque morphe significa la forma que no cambia, como dios en forma de hombre, el no cambió su esencia de Dios. 

Es por esto que Pablo dijo que Jesús se despojo a sí mismo, no dice que lo despojaron. El término griego kenosis, significa despojar. Esto se traduce al castellano como tomar otra naturaleza distinta a la primera sin dejar de ser quien era. Llevado a las escrituras nos permite entender, que cuando Dios se hizo hombre, no dejo de ser Dios. Él solo se despojó de su vestidura de su naturaleza divina, para vestirse de su naturaleza humana. 

Luego el siguiente verso nos dice que tomo forma (shema) de siervo, semejante a los hombres. Este término nos enseña, que la figura llamada hijo es temporaria. La forma de siervo es hasta que se cumpla todo lo profetizado sobre él, pues shema significa que si cambia. Así está escrito, que el hijo reinará hasta que todos sus enemigos sean sujetados a él. y luego será Dios en todos. 

Así que Marcos 16:12 es entendido gracias al termino morphe, forma que no cambia. Esto nos enseña que el cuerpo físico que se levanta de entre los muertos, toma morphe forma que no cambia, y ese morphe es la vestidura espiritual de gloria, que lo hace un cuerpo glorificado. Estando en esa forma ya no cambiara más. De ahí la seguridad que tenemos de la vida eterna, es decir, que quien cree en Él nunca morirá. Si deseas leer más sobre este tipo de temas puedes ir a la sección de Escatología.