PASOS PRÁCTICOS PARA AYUNAR (POR: PASTOR FELIPE CHICAS)

Por: Felipe Chicas

Ayunar es una necesidad para todos, por lo tanto debemos practicarlo, porque el ayuno tiene como propósito afligir el cuerpo y el alma delante de Dios con uno o varios objetivos en mente. La manera en que usted comienza y desarrolla su ayuno determinará en gran parte su buen éxito.

Por esta razón deseo compartir algunos pasos prácticos para que el ayuno tenga mayor significado y recibirá muchos beneficios espirituales.

PRIMER PASO: ESTABLEZCA SU OBJETIVO 

¿Por qué está usted ayunando? ¿Será para tener una renovación espiritual, para obtener guía o dirección, por sanidad, para que se resuelvan problemas, por gracia especial para tratar con alguna situación difícil? Pida al Espíritu Santo que le aclare Su dirección y Sus objetivos para el ayuno de oración. Esto le ayudará a usted a orar más específicamente y con una mejor estrategia.


SEGUNDO PASO: PREPÁRESE ESPIRITUALMENTE 

La base del ayuno y la oración es el arrepentimiento (2 Crónicas 7:14). Sus oraciones serán obstaculizadas por pecados no confesados. Por lo tanto: 

• Pida a Dios que le ayude a hacer una lista completa de sus pecados. 

• Confiese cada pecado que el Espíritu Santo traiga a su memoria y acepte el perdón de Dios. (I Juan 1:9) “Si confesamos nuestros pecados él es fiel y justo para perdonarnos…” 

• Busque ser perdonado por todos aquéllos a quien usted ha ofendido, y perdone a aquellos que lo han herido (Marcos 11:25, 26; Lucas 11:4; 17:3,4). 

• Entregue su vida completamente a Jesucristo como su Señor y Maestro; niéguese a obedecer su naturaleza mundana. (Romanos 12:1,2). 

• Medite en los atributos de Dios, Su amor, soberanía, poder, sabiduría, fidelidad, gracia, compasión, y otros más (Salmo 103:1-5, 11-13). 

• Empiece su tiempo de ayuno y oración con un corazón dispuesto (Hebreos 11:6). “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario…” 

• No subestime la oposición espiritual. Satanás a veces intensifica la batalla natural entre el cuerpo y el espíritu (Gálatas 5:16,17).

TERCER PASO: MIENTRAS USTED AYUNA

• No es recomendable tomar medicamentos ni naturales u homeopáticos, para ello deberá consultar con su médico. Si le dice que no, solo ore. 

• Limite su actividad física, es decir no debe trabajar… el ayuno es tener tiempo con Dios.

CUARTO PASO: ESTABLEZCA SU PROPIO HORARIO

Para poder obtener el máximo beneficio espiritual separe suficiente tiempo para estar a solas con el Señor. Mientras más tiempo pase con Él, su ayuno tendrá más significado.

Por la mañana

• Empiece su día en alabanza y adoración.
• Lea y medite la Palabra de Dios.
• Pídale a Dios que lo use. Pídale que le muestre cómo poder influenciar su mundo, su familia, su iglesia, su comunidad, su país y el mundo.
• Haga oración para que Dios le dé una visión para su vida y le dé poder para hacer Su voluntad.

Después del mediodía

• Regrese a la oración y a la Palabra de Dios.
• Ore por los planes de la iglesia, lideres, pastores y sus familias…
• Puede hacer una lista de hermano que ya no ha visto y orar por ellos…
• Pase tiempo en oración intercesora por su comunidad y por los líderes de las naciones, por los millones de personas que no han sido alcanzados, por su familia y por necesidades especiales.
• Termine el día con alabanza y gratitud a Dios.

QUINTO PASO: ESPERE RESULTADOS

Si usted sinceramente se humilla delante del Señor, se arrepiente, hace oración y busca el rostro de Dios; si usted constantemente medita en Su Palabra, podrá experimentar Su presencia claramente (Juan 14:21).

• El Señor le dará discernimiento espiritual.
• Su confianza y fe en Dios serán fortalecidas.
• Sentirá un refrescamiento mental, espiritual y físico.
• Usted recibirá respuesta a sus oraciones.

El ayuno bíblico ha logrado grandes victorias, combinado con la oración y con la fe – ejemplo Daniel 9:3, 20-22
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin