LA UNICIDAD DE DIOS Y ALGUNAS OBJECIONES QUE PLANTEA LA DOCTRINA TRINITARIA

Por: Rigoberto Gómez López

En vista de que la palabra de Dios nos enseña que debemos estar “…siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” (1 Pedro 3:15), es importante conocer las objeciones de aquellos que están siendo segados por la doctrina de la llamada santísima trinidad, así como también, las respuestas que nos dan las sagradas escrituras para que podamos, con la ayuda de nuestro Dios, proclamar la revelación que Jesucristo ha dado a su iglesia acerca de su Deidad.

El apóstol Pablo escribió a Timoteo diciéndole “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren” (1Timoteo 4:16), cuando dice “A LOS QUE TE OYEREN” es porque se supone que debemos transmitir lo que hemos aprendido y entendido, motivo por el cual Pablo escribe “…habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (Tito 2:1); pues cuando se nos demande la explicación de una objeción trinitaria debemos exponer de forma clara este mensaje de Jesucristo como “..Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén” (Romanos 9:5).

LA DOCTRINA DE LA UNICIDAD DE DIOS

Para una explicación sobre la doctrina de la unicidad de Dios puede leer La Unicidad de Dios, y de esta forma, entender lo que creemos en base a la palabra de nuestro Dios.

OBJECIONES PLANTEADAS POR LA DOCTRINA TRINITARIA


A continuación algunas de las objeciones planteadas por la doctrina trinitaria: